9 agosto, 2020

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

Baruch Delgado Carbajal pretende dejar heredero en el poder judicial

  • Baruch Delgado Carbajal, saltándose las reglas dentro del tribunal ha llegado al grado de sentar a su alfil en el pleno, cuando esto no puede ser posible, su desesperación por posicionarlo lo ha llevado al extremo de placearlo en todos los eventos en donde se presenta el gobernador.

TOLUCA, MÉXICO.- Durante la primera semana de enero del 2015, 54 magistrados del Tribunal Superior de Justicia, elegirán a su próximo presidente, por medio del voto abierto y directo. Una decisión que será importante para la buena dirección de la justicia en el Estado de México; entre los aspirantes más fuertes al cargo se encuentran los magistrados, Marco Antonio Nava y Navas, Rubén Fonseca Noguez y Sergio Javier Medina Peñaloza, este último uno de los consentidos del actual presidente Baruch Delgado Carbajal.

Delgado Carbajal, durante su gestión ha sido criticado por la mala conducción del Tribunal Superior de Justicia, al señalársele como protector de jueces que han impartido justicia de manera perniciosa como es el caso de Pascual Sánchez Díaz. Ahora que deja la presidencia del tribunal pretende dejar en el cargo a su “carta”, Sergio Javier Medina Peñaloza, actual director de la Escuela Judicial, personaje que no reúne el perfil para ostentar dicho compromiso, tanto por preparación como por su comportamiento al interior de la institución ya que desde su llegada por la vía del amparo fue enérgicamente cuestionado.

Baruch Delgado Carbajal, saltándose las reglas dentro del tribunal ha llegado al grado de sentar a su alfil en el pleno, cuando esto no puede ser posible, su desesperación por posicionarlo lo ha llevado al extremo de placearlo en todos los eventos en donde se presenta el gobernador, anda en plena campaña e intenta a toda costa dejar heredero. No conforme con esto el saliente presidente del Tribunal Superior de Justicia, ha tensado las cosas en la Facultad de Derecho de la UAEM, al estar operando para que su esposa, la académica Inocenta Peña, quede como directora del plantel, cosa que los universitarios ven con malos ojos y ya preparan su respuesta.

Asociaciones de Abogados del Estado de México consideran que el magistrado Sergio Medina Peñaloza, no posee el suficiente conocimiento, ni las entrañas del poder judicial: “Eso es una limitante para poder conducir la justicia de Estado de México con la dignidad que se merece, Medina Peñaloza no empezó desde abajo- es uno de los llamados “filtrados”, y toda su carrera se la debe a su padre, un hombre respetable y conocedor de las leyes; todo lo contrario a su hijo al que se le conocen más líos de faldas que méritos en la abogacía, el Dr. Eruviel Ávila Villegas, no puede pasar inadvertida esta situación- debiendo reconvenir a que Baruch Delgado Carbajal, deje la elección si meter las manos”, sentenciarón.