miércoles , noviembre 21 2018
Home / Reflexiones / Cadenas

Cadenas

Por Claudia Cruz

Claudia Cruz “La mujer que
escribe desde el corazón”

No hay peor condena para los seres humanos desde mi punto de vista que las cadenas que nos atan de pies a cabeza llamadas: culpa, resentimiento, soberbia, inconformidad, odio, egoísmo, venganza…etc., en fin todas estas emociones y sentimientos que no nos permiten avanzar, porque ocupan nuestro presente en dañar a los demás o en dañarnos a nosotros. 

No sé tú que pienses pero cualquier momento es ideal para liberarnos, lo primero es darnos cuenta que las cadenas nosotros decidimos cargarlas de manera consiente o de forma inconsciente y que lo que menos tenemos que hacer es cuestionarnos: ¿porque nos permitimos llegar a este momento? eso ya no importa, lo siguiente sería dejar de esperar que alguien nos cambie o nos libere de nuestras cadenas, en otras palabras: ” que alguien nos salve ” porque no depende de nadie sino de nosotros.

Una vez que esto lo tenemos claro visualiza tu vida de continuar así en unos meses ¿Cómo sería? o mejor aún visualízate en unos años, supongo que tus cadenas son pesadas y con el cansancio a través de tiempo cada vez van a serlo más.

Imagina tu imagen con esas cadenas  si lo haces con honestidad seguramente vas a entender porque te cuesta tanto trabajo tomar decisiones a tu favor y sentirte en control de tu vida. 
Te propongo algo: Decídete hoy, no dejes pasar un día más, solo tienes una vida “libérate” de tus cadenas con valor y si ya tu cansancio es mucho y no puedes tú solo, entonces pide ayuda y has lo que tengas que hacer hasta que lo logres, tú vales la pena y mereces sentir la ligereza con la que puedes dar pasos hacia a delante en tu camino, con la energía suficiente, para dirigirte a tu progreso y con amor a tu bienestar.

Check Also

Mezcla en el corazón 

Por Claudia Cruz De mis frases con amor… Los sueños y la realidad se mezclan cuando …

Renuncia difícil 

Por Claudia Cruz Es más difícil renunciar a los sueños que construimos con nuestra imaginación …

Deja un comentario