22 enero, 2021

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

EL VERDE, BENEFICIADO CON LA CRISIS INE

Por Abel Santiago

Las constantes violaciones del Partido Verde Ecologista de México a la ley electoral le han beneficiado mucho, porque con motivo de las quejas y sanciones en su contra, que motivaron la crisis en que aún se encuentra el Instituto Nacional Electoral, la publicidad gratuita que ha recibido durante más de dos semanas, en todos los medios de comunicación, ha sido intensa y extensa. Como satélite del PRI, también llevó a este partido al conflicto por las preferencias y privilegios de que gozan de parte de la mayoría de los consejeros electorales, pero finalmente se quedó en las primeras páginas publicitarias, como podrá advertirse en esta última parte dedicada a la crisis interna de ese Instituto.

La Comisión de Quejas y Denuncias del INE rechazó instrumentar medidas cautelares para retirar la distribución de 3.9 millones de calendarios que está realizando el PVEM en todo el país. El PRD denunció esa ilegal distribución porque, entre otros aspectos, hay un uso indebido del padrón electoral, toda vez que vienen con el nombre del ciudadano. Dijo que apelará a esa determinación y además promoverá una denuncia ante la Fiscalía Especializada para la Atención a Delitos Electorales, por el uso ilegal de datos personales.

La Comisión de Quejas aprobó el lunes dos de este mes, el proyecto de dictamen que contempla sancionar al Verde con 35 millones de pesos por desacatar las medidas cautelares que le ordenaban retirar promocionales en las salas Cinépolis y Cinemex. Estas cadenas cinematográficas también serían sancionadas con siete millones de pesos cada una y con suprimir de inmediato la campaña de mensajes de ese partido. Desde el 31 de diciembre del año pasado fue notificado el Verde de que con esos anuncios violaba la legislación, porque se trataba de una estrategia partidista en la que “pretendían de manera sistemática, continuada y reiterada, posicionar al instituto de cara al proceso electoral”. Esa propaganda ya había sido considerada ilegal por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

PRD, PT y Morena tardaron en regresar a la mesa del Consejo General del INE, valorando las condiciones para su retorno una vez que ya fue removido Alfredo Cristalinas de la Unidad Técnica de Fiscalización. Estos partidos, junto con otros cuatro, se levantaron de la sesión el 18 de febrero pasado, cuando el INE determinó postergar la discusión sobre lineamientos relacionados con los programas sociales, a efecto de restringir su uso con fines electorales. Posteriormente presentaron un pliego con 15 puntos de inconformidad, entre los que destacaban los ya mencionados.

Esos mismos partidos consideraron que era irrisoria  la multa que hasta entonces se había impuesto al Verde, y que ya había aumentado a 37.5 millones de pesos. Sin embargo, el PRD anunció su regreso al INE en la sesión del viernes seis. Debido a diferencias surgidas entre el Instituto y siete partidos políticos, en la Cámara de Diputados se elaboró el pasado martes tres un punto de acuerdo para solicitar que el pleno llamara a comparecer a los integrantes del consejo general del INE, encabezados por Lorenzo Córdova Vianello, porque en las entrañas del INE se habían constituido  dos grupos de consejeros que estaban tomando decisiones partidistas y protegiendo al PRI-Verde. Posteriormente este acuerdo quedó sin efecto.

Finalmente el PVEM fue multado con el pago de 67 millones 112, 123 pesos, por desacatar durante 36 días la orden de cancelar su propaganda en salas de cine, por acuerdo del Consejo General del INE, tras cuatro horas de ríspido debate, en el que inclusive el PT y Morena exigieron la cancelación del registro de ese partido. Después de 16 días, el viernes seis fue la primera sesión en la que participaron todos los partidos políticos. Regresaron a la mesa  Morena, PRD y PT, que formaban parte de los siete inconformes que impulsaron la multa al Verde.

La Comisión de Quejas y Denuncias del INE ordenó al PVEM suspender el regalo de más de 10 mil lentes con graduación en 29 entidades, violando la Ley Electoral, mediante un contrato con la empresa Ópticas Devlyn por 2.5 millones de pesos, con vigencia al 31 de marzo. Ya se han entregado más de cuatro mil vales a ciudadanos para canjearlos en alguna de las tiendas de esa empresa, en plena precampaña electoral. Los vales tienen el logotipo del partido y la leyenda: “Beneficio exclusivo para los afiliados al PVEM”, y para entregarlos piden los datos personales de los ciudadanos para afiliarlos.

De llevarse a cabo la multa acordada finalmente al Verde, de todas maneras se ha colocado en publicidad a la cabeza de todos los demás partidos, sólo superado por el PRI, aun cuando el INE y la Secretaría de Desarrollo Social firmaron un acuerdo de colaboración, para “blindar” el uso de programas sociales de posibles sesgos electorales. Es bien sabido que la secretaria Rosario Robles Berlanga ha dedicado los programas sociales a su cargo para beneficiar al partido oficial, al que sirve servilmente, y que a pesar de las acusaciones en su contra ha continuado la misma conducta ilícita y que sólo le cambia de nombre al programa de que se trate. El propio gobierno federal ha alentado ese apoyo oficial al PRI, ahora mediante el reparto de televisiones, supuestamente con el pretexto de un apagón analógico. Estos dos partidos oficialistas comparten los beneficios que les da el poder con el Panal, otro partido cómplice de las irregularidades con que se ha conducido el INE, que aunque siempre han sido denunciadas, no habían tenido la trascendencia que le dieron los siete partidos que tuvieron que salir de las sesiones del Consejo General para ser escuchados.  

No podemos garantizar que la aparente solución a la crisis vivida por el INE sea garantía de unas elecciones limpias y democráticas. Los demagógicos mensajes con que nos harta a cada momento son motivo de sospecha de que desde antes del inicio de la campaña electoral se fragua el fraude, y que la institución no es más que la oficina electorera del gobierno.