28 julio, 2021

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

Rafael Loret de Mola – Con la Misma Piedra

RAFAEL LORET DE MOLA

  • Con la Misma Piedra
  • Líderes Omnipotentes
  • Argentinos Irascibles

Por Rafael Loret de Mola

Rafael-Loret-de-Mola-Con-la-Misma-PiedraQuizá hacen bien peña nieto y sus secuaces, verdaderos analfabetos sobre la cultura nacional, en no asomarse jamás a los libros de historia y no sancionar a un embajador –el de México en Gran Bretaña, Diego Gómez Pickering-, que grita vítores a Porfirio Díaz, el dictador que dio cauce al derramamiento de sangre de dos millones de mexicanos durante la cruenta Revolución y sus secuelas extendidas hasta el fin del gobierno callista. Acaso es mejor así porque quienes tenemos memoria sufrimos de verdad al darnos cuenta de que la ignorancia conduce, sin remedio, al estado fallido.

Posiblemente es mejor no ver, como los caballos de los picadores –a quienes nadie defiende por cierto aun cuando, de acuerdo a la tesis anglosajona, también sufren maltrato-, cuando el toro golpea y derriba. Cerrar la visión y alejarnos de cualquier cuestión perturbadora es como pretender vivir, como algunos han optado, en los “castillos de la pureza” en donde la encerrada familia pone candados y no se permite convivencia alguna por el temor a ser violentados por los demás. Cualquiera, alegan, puede ser causa de males interminables; y en vez de enfrentarlos sencillamente huyen o se esconden para siempre. No son pocos a quienes he escuchado sostener esta teoría para justificarse, entre otras cosas, por su abstinencia civil y su comportamiento parecido al de los avestruces, su apatía ante los movimientos comunitarios como el PARO NACIONAL convocado para el ya muy próximo 14 DE OCTUBRE. Se fueron volando los meses, no así las afrentas repetidas, y muchas de ellas ocultas.

Dicen que tropezar dos veces con la misma piedra es cosa no sólo de torpes sino de ciegos, incapaces de otear alrededor y percatarse de la realidad. Pese a ello, nuestro ominoso gobierno nos ha colocado tantos obstáculos, cada vez más elevados a los de otros tiempos, con cimientos idénticos a los del pasado. Precisamente por ello debiera fijarse, si tienen un poco de valor los testaferros de peña, cuál es la postura histórica, oficial, sobre Díaz Mori, enterrado en París, en el cementerio de Montparnasse, cerca de las tu,bas de Jean Paul Sartre, Simone de Beauvoir y Alfred Dreyfus, quien ganó la historia después de muerto luego de haber sido señalado como traidor.

Lo mismo supondríamos que ocurrió con el infame ataque a doce mexicanos en el desierto de Egipto luego de haber pasado varios retenes militares siendo autorizado su periplo turístico. ¿Reparación del daño? ¿Cuánto vale la vida de cada mexicano asesinado? Los estadounidenses asumen que por cada uno de ellos deben caer cien del bando contrario en una inadmisible postura de superioridad casi grotesca; pero ellos lo hacen para defender su enorme industria bélica con el menor pretexto y los mexicanos dependemos, en materia de armamento como en tantas otras cosas, de ellos.

Por supuesto, no estamos sugiriendo el inicio de una guerra para solventar el crimen brutal de los africanos que se exceden ante los temores extendidos por la gran potencia universal. Ni siquiera debe pasar por nuestra mente. Pero si, cuando menos, que la satisfacción no sea sólo cuestión de fraseología o de pesos y centavos. De estar en el poder el Benemérito Juárez, como ya hemos dicho, no cesaría en su intento de salvaguardar nuestra soberanía como lo hizo al oponerse a las peticiones sobre el perdón a la vida del barbado enajenado de Miramar. En el Cerro de las Campanas, aunque corriera sangre, se recuperó la dignidad de un país herido por las intervenciones extranjeras; de no haber sido así, cualquier potencia hubiese intentado dominar el valioso botín mexicano, sin defensas ya y con escasos recursos para recuperarse.

Pero solemos olvidar y muy rápido las formidables epopeyas que nos sirven ahora de escudo. La gesta democrática de Madero, acaso más trascendente que la Toma de Ciudad Juárez que se llevó, en unos cuantos días, la soberbia de Don Porfirio hacia el exilio. Porque, sin duda alguna, el ejemplo de limpieza en las urnas nació con él y se fue con él bajo la metralla infeliz del usurpador victoriano huerta, infame antecesor de salinas y calderón también espurios, y del propio peña nieto quien ya perdió toda autoridad moral al quebrantarse su legitimidad política.

Por eso damos traspiés cien veces cada día. Durante la administración de ernesto zedillo, el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, ahora militante de MORENA por su propósito de evitar la pulverización de las izquierdas –en plural-, me dijo, confiado sobre aquel mandatario:

–Quien se resbala a cada rato acaba por caerse definitivamente.

El pronóstico se frustró y zedillo finalizó su gestión entregando el poder a una derecha intelectualmente fallida y políticamente incapaz de conducir al país. Para colmo, el personaje aludido terminó siendo el ex mandatario mexicano con mayores rentas, tanto por las asesorías que brinda a las transnacionales favorecidas por él como por la ONU gracias a su nombramiento como “comisionado” para combatir la pobreza universal, un renglón en el cual fracasó en toda la línea ante los mexicanos.

Por ello me sacude la idea de que peña nieto, quien a casi la mitad de su periodo, pueda llegar al 2018 como presidente a pesar de la repulsa general y la desaprobación del ochenta y cinco por ciento de los mexicanos. Cualquier ciudadano (a) digno se retiraría al constatarlo en lugar de imponer su presencia en todos los foros con un regimiento a sus espaldas y aislado hasta de quienes lo invitan a participar en actos públicos… como los Servitje, de Bimbo, cuyo altruismo es de pacotilla.

Lorenzo, quien da la cara por la familia empresarial mencionada, advirtió que como el presidente peña estaba confrontando severas dificultades era menester apoyarlo con todo porque sólo de él dependía el destino del país y su salvación ante el acecho de irresponsables y aventureros, es decir de cuantos no tenemos fortunas para proteger –en sus casos más importantes que las familias-, y convocamos al caos. Tienen tanto miedo, empresarios cómplices y funcionarios rebasados, que demuestran su incapacidad para entender a la sociedad sencillamente pretendiendo ignorarla. La torpeza es enorme.

Ante la cerrazón, más bien la sinrazón, la protesta pública no se inhibe sino crece. Sucede lo mismo con las ollas a presión con carencia de escapes… si no los tienen sencillamente explotan. Este ejemplo, bastante claro, se refleja en cuantos, en este momento, requieren de salidas y no de más puertas cerradas para evitar los estallidos. ¿Serán tan ciegos que no ven lo evidente?

A mayor negligencia y distancia por parte de la clase política en el poder, en el mismo nivel se colocará la ciudadanía cansada de la infecunda demagogia y de la aristocracia manipuladora, como la de los señores Servitje acostumbrados a combatir a sus competidores a mansalva y jamás en igualdad de circunstancias; lo sé bien porque atestigüé cómo, al calor de los cacicazgos peninsulares, lograron introducir sus productos al mercado del sureste destruyendo a las panificadoras regionales.

Con criterios similares pretenden ser ellos, sólo ellos, México. Los demás sobramos salvo para consumir los panes de caja y los pastelillos con mermelada y chocolate. Debemos acostumbrarnos a este papel para el cual nos convocan los multimillonarios: bajar la cabeza ante la oligarquía y mantener en auge las empresas intocables capaces ya de competir en otras naciones gracias al dinero extraído de las bolsas de los consumidores mexicanos. Como los bancos sólo que en vez de movimientos corrientes el saqueo se consuma con las ráfagas de propaganda que envuelven las mercancías y, para disimular, amplían sus cauces supuestamente altruistas. ¡Monsergas!

Por todo ello, y mucho más, el llamado a NO CONSUMIR durante el PARO NACIONAL del 14 DE OCTUBRE. Siquiera un día de dignidad por tantos años de ominoso ostracismo. Bien decía el prócer uruguayo José Artigas: “El brillo del poder se eclipsa ante el brío de la justicia”. Y aquí de esto hablamos, de libertad y democracia además.

Debate

Por las tremendas deformaciones históricas y, sobre todo, políticas, la sociedad mexicana espera siempre la voz de un líder ara actuar y luego lo escrudiñan hasta convertirlo en basura. Suele suceder igual con los ídolos del deporte quienes, en su mayor parte, acaban sus existencias en la miseria al igual que no pocos artistas del celuloide si bien la tradición actual es convertir a las estrellitas en parejas de mandatarios –como esposas o amantes-, esperando el mayor de los destinos posibles… con casas blancas de por medio.

Mientras los observadores del exterior siguen burlándose de nosotros, por cuanto a la resistencia ante el oprobio de los gobernantes, los encuentros bilaterales del Papa Francisco y los jerarcas de Cuba y los Estados Unidos permean en el horizonte como un aliento de paz. Se alega que fue el argentino Bergoglio, quien se posicionó de la Plaza de la Revolución en La Habana ante la figura de su compatriota, el bravo e inolvidable Ernesto “Ché” Guevara, quien posibilitó la ruptura del largo bloqueo a Cuba y el entendimiento diplomático entre las dos naciones citadas.

Pero a México, el Pontífice lo ha mantenido rezagado acaso porque son muchos los temas y tropiezos a ventilar, entre ellos la manera como se solapó a Marcial Maciel y sus Legionarios de Cristo en el fondo del inframundo, el pobre interés puesto en el crimen contra el Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo en mayo de 1993 y, sobre todo, el proselitismo a favor del priísmo y del régimen de carlos salinas luego de la regularización jurídica de las iglesias y la consiguiente reanudación de relaciones entre México y El Vaticano. Un cóctel sumamente explosivo.

Es necesario, creemos, que tales asuntos se resuelvan –incluyendo el fraude sobre el templo que debió erigirse en honor a San Juan Diego, con lo que se engañó a Juan Pablo II, en la confluencia de la avenida Montevideo con Insurgentes Norte en la capital-, antes de planear una visita de Francisco; o acaso éste lo tiene contemplado para tener elementos para brindarnos cuando llegue a México.

El tema de las iglesias y sus feligreses debe estar igualmente en la agenda social de los mexicanos.

La Anécdota

Desde que el Papa es argentino, algunos de éstos asentados en México se jactan de lo lindo:

–Fui a Cuba y me encontré que el mayor revolucionario es “El Ché” y su figura es venerada en el mundo entero. Tenemos a los dos más grandes futbolistas de la historia –según ellos Maradona y Messi-, y ahora hasta un Papa. Nos podemos dar el lujo, con todo ello, de contar con una “boluda” –una ladrona- en la Presidencia.

Los mexicanos podemos callarlos: contamos con Zapata para vindicarnos en ausencia de futbolistas y algún Papa que nos redima. Pero en el tema de los presidentes ladrones… nos sobran.