27 octubre, 2020

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

Rafael Loret de Mola – GRANDES PENDENCIEROS

RAFAEL LORET DE MOLA

Por Rafael Loret de Mola

Pendenciero es sinónimo de camorrista y de matón, dos condiciones que parecen intrínsecas de la clase política mexicana. No ha hecho otra cosa desde hace ya más de dos décadas y, claro, se acostumbraron a ello mientras nos mentían acerca de la “reordenación” de la deuda. Ahora, el dólar flota a más alto nivel y el poder adquisitivo se reduce de modo escandaloso aunque, claro, no llegamos a los extremos de Colombia todavía en donde un dólar se cotiza en tres mil pesos de allá.

Hace unas semanas, en Bogotá, sugerí que se habían cambiado las épocas: la violencia sufrida por los enfrentamientos de los cárteles de Medellín y Cali, los paramilitares, los guerrilleros de la FARC y del M-19, y un ejército constantemente infiltrado -recuérdese que también allá Pablo Escobar Gaviria “compró” su libertad y escapó de su prisión en cuanto supo que estaban por suprimirles sus privilegios-, fue paralela a la espinosa crisis financiera de nuestro país en aquellas décadas de oprobio. Los escenarios son paralelos si bien se evidencia un “trueque” entre la barbarie y la crudeza financiera.

Pues bien, allá me respondieron y con justeza:

—Lo que sucede es muy sencillo: ustedes, los mexicanos, durante la administración decarlos salinas, suprimieron tres ceros a su moneda. De no haberlo hecho, en estos momentos su moneda estaría valuada en 17 mil pesos por cada divisa verde; más de cinco veces que el peso colombiano. Y esto sin considerar las depreciaciones sobre el poder adquisitivo.

Lo grave de todo ello es que, de nueva cuenta, la espiral comienza. El dólar sube y sube. La diferencia con los ominosos años del arranque del neoliberalismo es que ahora el gobierno no parece interesado en detener la oleada inflacionaria para luego hacer pequeños ajustes, mucho menores a lo que nos subirán los precios, como una condicionante para poner en marcha sus impopulares reformas para regocijo de los acreedores internacionales de nuestro país. Una falacia en toda forma, esto es un hecho que parte de una realidad falsa y manipulada.

Esto es: es muy posible que en cuanto falta de este año de retroceso y a través de 2016 la economía vuelva a darnos un zarpazo bastante similar a los sufridos durante los regímenes de miguel de la madrid, salinas y ernesto zedillo.

Pero, ¿acaso lo anterior significa que las administraciones de los fox, ella y él naturalmente, y calderón fueron más efectivas? Pues no. Ocurre que sencillamente sendos ex mandatarios, reprobados igualmente por la historia, se alinearon a las medidas exigidas por el Fondo Monetario Internacional y aplicadas desde el salinato aunque su consolidación llegó con zedillo. Es indiscutible que salinas jugó intentado lo imposible, reelegirse, a costa de vender a precios de oferta decenas de paraestatales -el ejemplo más contundente es el de Telmex que disparó la fortuna de Carlos Slim Helú-, y con la “suerte” de aprovechar los altos precios del crudo como efecto de los operativos bélicos de Estados Unidos y la quemazón de pozos petroleros en Kuwait como saldo ominoso de la guerra contra Irak. Con ello, salinas cantó victoria y saludó el primer superávit en las finanzas nacionales en 1992; luego vendría el desplome a la par con la barbarie de los magnicidios.

Fue el señor de la madrid, ya extinto -este argumento lo manejé en vida del sujeto sin obtener respuesta por lo cual puedo repetirlo hoy aunque el protagonista sea ya uno de los huéspedes distinguidos del inframundo-, quien boicoteó el plan maestro del argentino Raúl Ricardo Alfonsín, despreciado en vida y convertido en héroe a su muerte en marzo de 2009, para consolidar un “Club de Deudores” con el propósito de combatir al descocado agio internacional. No pudo ser porque el señor de la madrid, marioneta del FMI, fijó la postura de que cada nación debía manejar sus rezagos y líneas de crédito de manera unilateral, prolongando la asfixia a cambio de evitar que los empréstitos fueran cobrados de golpe. Y en esta vía andamos.

No obstante lo peor no es siquiera la crisis que se nos avecina en el campo económico sino la displicencia, la corrupción y la abierta impunidad prevaleciente para justificar y cobijar a los mandatarios estatales, al federal y a sus cómplices a cambio de proceder sólo contra uno, el exgobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, compañero deelba esther gordillo en el penal de Tepepan que cuenta con una clínica en donde, al parecer, la “maestra” sólo aparece para cuestiones menores; las otras son tratadas en los hospitales externos, con los permisos correspondientes.

Tal pudimos corroborarlo hace unos días cuando la ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, mantuvo una videoconferencia para conocer de su situación jurídica a petición de la defensa. En ella, la señora en cuestión apareció con pechos firmes -evidencia de algún tratamiento de cirugía mayor- y una pañoleta cubriendo su cuello -acaso porque era necesario no exhibir algunas otras operaciones-. Kafkiano, sin duda: se supone que a los reos se les priva hasta de las agujetas de los zapatos en el entendido de evitar que puedan hacerse daño ellos mismos; sólo este detalle demuestra la privilegiada situación de la señora gordillo entre las presas y pese a lo anterior, por si fuera poco, es casi un hecho que obtenga el derecho a la retención domiciliaria por cuestiones de edad ya que apareció un acta de nacimiento por allí que le aumentó dos años de edad, caso excepcional entre las mujeres cuya tendencia suele ser al revés.

Hace treinta, veinte años, era todavía posible encontrar en nueve o diez estados a mandatarios dignos sin tantas apetencias por las fortunas personales; entonces, la mayor parte se conformaba con hacerse de ranchos -latifundios diríamos-, y mantenerse quietos; ahora no les basta con ello y emprenden negocios de todos sabores con importancia medular en la adquisición de acciones de periódicos para cubrirse las espaldas. En Puebla, por ejemplo, manuel bartlett lo hizo con la mayor parte de los diarios locales, incluso uno cuyo dueño, Armando Prida Huerta, se convirtió en socio del ahora consejero de MORENA al tiempo de encabezar la Fundación en pro de la Libertad de Expresión. Confiesa este columnista que, en principio, cayó en el juego y fui miembro, como vocal, por considerar que se trataba de un proyecto confiable. Me equivoqué, claro, y poco duró mi torpeza: poco tiempo después fui bloqueado en el periódico de marras, Síntesis en sus tres ediciones, las de Puebla, Hidalgo y Tlaxcala. ¡Debemos desconfiar hasta de la sombra! Y no es sólo una vieja cortinilla.

Lo anterior alimentó la propuesta que le hice a los contadores en Tlaxcala, donde se reunieron los colegios de diez entidades, sobre su papel en el ineludible cambio por venir:

—Sean ustedes, y sus colegios, quienes exijan a los gobiernos estatales, amén del federal, que acepten ser auditados por particulares y no por organismos oficiales dispuestos a transar con sus antecesores. Ello, claro, tendría que tomar forma a partir de la aprobación de los respectivos congresos regionales, pero cuando menos debe intentarse para frenar la impunidad desbordante.

Debió ser interesante la propuesta dada la buena acogida. ¿Podría implementarse? Sólo si somos capaces de recuperar la soberanía popular; y de allí, insisto, la urgencia de sumar, no dividir, en curso hacia el PARO NACIONAL del 14 de octubre. Con #cerocobardía, claro.

Porque de los treinta y un mandatarios estatales, y además el jefe del gobierno defeño, no soy capaz de meter las manos al fuego por NINGUNO. Todos tienen una larga “cola” y su refugio es, lamentablemente, que en la órbita federal gravitan sus mayores cómplices mientras se finge, muertos civiles de por medio, un combate contra el narcotráfico. Así, veintidós entidades del país desvían los tributos a las alcabalas de los “capos” y no llegan completos a la tímida Secretaría de Hacienda, desfalcándonos.

Ya no es necesario preguntar hasta cuándo. De nosotros depende.

DEBATE

Culmino hoy mismo un periplo de cuatro días por Tamaulipas, una de las entidades con mayores conflictos sociales y de seguridad. En Tampico, donde nací -si bien toda mi familia es yucateca-, por azares del destino y siguiendo los pasos del periodismo que en aquel tiempo daba mi padre, se combatía fuerte al cacicazgo de Gonzalo N. Santos, el “alazán tostao”, como se definía, y los asesinatos del funesto Agustín Ojeda, Mano Negra, quien solía ponerse un guante oscuro cada que cumplía la orden de su patrón para cobrarse, de manera alevosa y cobarde, alguna vida.

En las presentaciones de “Empeñados” pude percatarme de que son minoría quienes, a pesar de reconocer situaciones deplorables, prefieren mantenerse al margen de los movimientos ciudadanos. Les llamé los “empeñados muertos” porque cada voz que calla, sea por temor o cansancio, cava su propia tumba en vida. Por supuesto, hay quienes asumen que quienes viven en las líneas de fuego deben protegerse y hacer lo propio con sus familias. Por desgracia no entienden, y de verdad es lamentable, la urgencia de unir empeños para rendir los finiquitos necesarios a un sistema corroído hasta las entrañas.

Son los menos, insisto, pero el recuento debe servirnos para hacer entender que no podremos alcanzar nunca la unanimidad pues ésta es sólo parapeto del fascismo o de cualquier tipo de dictadura. Hay un quince por ciento de mexicanos que apoya aún apeña nieto; y un treinta por ciento más que desprecia cualquier acción destinada a modificar el estado de cosas pretendiendo que tal es imposible.

Por ello, claro, las manifestaciones no son útiles en cuanto a que siempre, por más personas en protesta registrados, serán menos a los conformistas y timoratos. Lo mismo, claro, ocurrirá con el PARO NACIONAL. Lo importante es mostrar el músculo, registrar a los millones que han aceptado sumarse y con ello ir ganando la batalla en pro de la soberanía popular. Fue tal mi mensaje en mi entrañable Tamaulipas, tan injustamente castigada.

LA ANECDOTA

Aunque sea difícil de creer han existido senadores valientes. Uno de ellos, en 1966, encaró al presidente díaz ordaz quien en su informe anual había cancelado toda opción para construir el Metro en el Distrito Federal. El legislador le encaró durante las salutaciones habituales:

—Difiero de usted, señor presidente, en un punto: el Metro es necesario, indispensable. Tengo estudios que puedo poner a su disposición.

—¿Y a usted, senador, qué demonios le importa? -acotó el soberbio mandatario-.

—Bueno, soy presidente de la Comisión de Comunicaciones del Senado de la República.

—El presidente modificó su talante:

—Perdón, senador. Venga a verme mañana mismo.

Y así fue cómo díaz ordaz modificó su criterio y así lo asentó en su informe de 1967. Me siento orgulloso por ello; el senador era mi padre, Carlos Loret de Mola Mediz.

E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com

Búsquenos en Facebook con VIDEOS y MENSAJES cada día.

VAMOS HACIA LA QUIEBRA NACIONAL O EL ESTADO FALLIDO. YA NO ES UNA CUESTION DE CRITICA O DE PEDENCIEROS DE LA POLITICA INCAPACES DE RECONOCER LA VALIDEZ DE LOS CRITERIOS AJENOS. ESTA EN JUEGO LA POSICION DE MEXICO COMO NACION SOBERANA. POR ESO DEBE IRSE EL SEÑOR PEÑA NIETO.