17 junio, 2021

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

Rafael Loret de Mola – No Rinde Cuentas peña

RAFAEL LORET DE MOLA

*No Rinde Cuentas peña
*Balada de Gobernadores
*De Siete Gatos Muertos

Por Rafael Loret de Mola

Al desprestigio global de nuestro gobierno, rehén de la soberbia y la insensibilidad, se une ahora el clamor internacional, alimentado por severas críticas en el influyente New York Times, respecto a la escasa rendición de cuentas de la administración peñista perdida entre concesiones amorales –sobre todo al Reino de España lo que provoca la reacción de los estadounidenses igualmente ambiciosos-, y comisiones soterradas que amparan las complicidades de la deplorable clase política; recuérdese que no hay partido fuera del establishment, ni siquiera el que subraya ser la verdadera oposición ocultando las negociaciones con el poder central como la que dio origen, lo informamos ayer, a la liberación “sin cargos” del pillastre pablo salazar mendiguchía con la “secreta” intervención de Pedro Joaquín Coldwell, en esos tiempos presidente nacional del ahora devastado y achicado PRI. Los errores se cargan siempre.

Rafael Loret de Mola - No Rinde Cuentas peña

El hecho relevante consiste en que el pomposo tercer informe de gobierno no convenció a nadie, ni siquiera a los invitados al mensaje presidencial del día siguiente, 2 de septiembre, luego de una burda presentación del voluminoso expediente administrativo que, por lo explicado por legisladores y observadores, no contenía sino un repaso superficial de haberes.
Esta situación es bastante más grave en momentos de crisis estructural y cuando los precios del petróleo apenas fluctúan entre los 20 y los 30 dólares por barril, un verdadero desastre, mientras el vaivén del dólar y el euro nos arroja, sin remedio, al abismo de la pérdida sustantiva del poder adquisitivo general. El aumento en los salarios mínimos es, sin duda, uno de los más aviesos engaños en la historia de las manipulaciones oficiales; pero no faltan tontos que los festejen o nos lo restrieguen en la cara.

Mientras el desprestigio se eleva, el infecundo Virgilio Andrade Martínez, un personaje con cara de esbirro y modales de esbirro -¿será esbirro?-, asegura que es falaz afirmar tal cosa, esto es la pobre rendición de cuentas, como un reproche a los analistas foráneos porque los críticos mexicanos sólo merecemos decadentes posturas de intolerancia y prepotencia; los amaneramientos –espero que la Suprema Corte de Justicia, quien ayer invistió a do9s nuevos Ministros, no nos reste del habla este término porque, al paso que vamos, me temo terminar haciendo señales de humo, con sombras un tanto obscenas, para dirigirme a ustedes y seguir fustigando a este gobierno sin límites, acaso el de mayor corrupción que hemos conocido. Es tan ridículo que la cúspide del poder Judicial nos prohíba vocablos, sin darnos alternativas, que doy gracias por no haber anulado el denominativo de “cofradía” ni el de “mano caída” para señalar a la red mafiosa de homosexuales convertidos en carnes de cañones politiqueros. Ojo: no es un comentario homofóbico sino de defensa sobre la dignidad de quienes forman el movimiento lésbico-gay y son usados por la superioridad como “soldados del amor”.

En fin, peña se justifica también para secundar las palabras de su más fiel vasallo, el mismo ungido como el gran auditor para demostrarle al mundo la honestidad de su jefe respecto a los actos de corrupción adjudicados a él como la interminable rola “Las Casas Blancas” que se extendieron a un puñado de sus favoritos, desde luis videgaray caso hasta Alejandrito Murat Hinojosa, pretenso precandidato priísta al gobierno de Oaxaca en donde su padre Pepe ya desempeñó el cargo como compensación por los servicios mortuorios prestados al sistema en Lomas Taurinas. Todos caben en el mismo jarrito… cuando así lo determina el mandatario en funciones de mandante.

Dice peña que gobierna para todos. ¿Lo hizo al implementar la reforma energética con el EVIDENTE rechazo de la mayor parte de la mayoría, excluyendo a los maiceados miembros del Legislativo con excepción de algunos izquierdistas que llegaron muy tarde con sus contrapropuestas? ¿O cuando armó una reforma educativa destinada, en primer lugar, a desprestigiar a los maestros y no a mejorar los niveles académicos ni las condiciones precarias de la escuelas públicas, sobre todo las rurales en donde los ductos de PEMEX pasan por debajo de los patios, en terrenos baratos por ende, con el consiguiente riesgo para los alumnos quienes, además, carecen de instalaciones mínimas de salubridad? ¿O más aún al elaborar una persecutoria reforma fiscal sin preocuparse de la paulatina caída del poder adquisitivo? ¿O es justo pagar más con menos a un gobierno que, además, despilfarra cuanto tiene en sueldos holgados para quienes lo forman dentro de los tres poderes y bonos inmorales de fin de año? Si es así como se gobierna para todos los mexicanos, vamos a proponernos como descendientes de los pueblos de Mesoamérica para eludir la clasificación peñista.

Pero no. El orgullo de ser mexicano no va a quitárnoslo un farsante ignorante. Él es quien no merece ser llamado como tal al convertirse en una suerte de liquidador de nuestros bienes, incluyendo los del subsuelo en donde se atesora gran parte de cuanto debiera ser nuestra riqueza, al punto de estar rematando a PEMEX, a la minería y a la industria en general mientras los dueños de los consorcios privados mantienen, en alianza abyecta con los cárteles y otros grupos delincuenciales, a cientos, miles de esclavos que no son sino centroamericanos sometidos o secuestrados mexicanos dentro de la clasificación de “desaparecidos” para intentar justificar las ausencias con la trama vieja de los enfrentamientos entre mafias. ¡Mentiras!

No existe tal guerra. Y la verdad aflora cuando se corrobora que el mercado de estupefacientes en los Estados Unidos, el de mayor consumo en el mundo, es regulado por elementos de la CIA, la DEA y el NSA; además hay una evidencia irrefutable: pese a la supuesta búsqueda de capos y la captura de algunos de ellos, supuestamente cabecillas –de lo cual nos enteramos cuando se realizan las aprehensiones-, no disminuyen en un solo gramo –insisto- las “exportaciones” de cocaína, marihuana, amapola, metanfetaminas y opio al país vecino del norte. Todo está en equilibrio para mantener los precios y asegurados a los adictos.

¡Qué demuestren lo contrario los mandos del gobierno mexicano incluyendo a los castrenses! ¿Será por esto que corre el rumor sobre las posibilidades del general salvador cienfuegos zepeda para aspirar a una candidatura presidencial, preferentemente la del PRI? Casi lo apuesto.

Por si fuera poco, los alcaldes de todo el país viven bajo una terrible zozobra: están amenazados por los ocho cárteles de mayor relieve dependiendo la zona de influencia de éstos. Les queda lo mínimo para pagar nóminas y ofrecer alguna fiesta a sus parroquianos, que tales son y no ciudadanos con vigor, en plena deformación de valores. Y peor aún: veintidós entidades de la República, o la tesorería de los mismos, deben pagar una suerte de alcabala para las trasferencias de los impuestos federales a la ciudad de México donde llegan muy mermados a sabiendas de las propias autoridades. Si tal es sano y servir a todos los mexicanos comenzaré a escribir en esperanto, el idioma que se pretendió universal y sólo aprendieron unos cuantos lingüistas para sentirse sabios, por encima de los demás, una condición propia de quienes se sienten dioses. Pobrecillos despistados.

En fin. El señor peña nieto no gana en ninguna perspectiva salvo en cuanto a la corrupción, la impunidad y el entreguismo, condiciones que a los mexicanos bien nacidos nos dan la pauta exacta para la condena histórica de este régimen cuya continuidad es moralmente imposible, parafraseando al gran Juárez. Nadie que tenga dos dedos de frente será capaz de cruzar el emblema priísta a la hora de votar. La “segunda oportunidad” brindada a sus dirigencias no sólo fue dilapidada sino, además, de tal modo correoso que no ha lugar a una tercera exposición a menos de que nuestro pueblo refrende la triste posición de masoquista en un establo plagado de burros sin raciocinio pero exaltados sólo en los pesebres decembrinos.

En fin, si el Papa Francisco ya se comprometió –es un hecho- a no hablar de los desaparecidos, ni de la guerra entre las mafias, ni de la esclavitud simulada, ni de las políticas antisociales de peña, ¿podemos esperar la redención a manos del carísimo Obispo de Roma? Me temo que no.

Debate

Sobre el tejado los gatos y dentro de los patios hacinados los perros, cantan sus baladas nocturnas como una punzada contra su cautiverio o a la urgencia de alimentos mientras sus dueño9s se dicen “animalistas” y aseguran que adoran a sus mascotas recluyéndolas, sin libertades, para darles una “mejor vida” sin posibilidad de disfrutar de un ámbito de libertades para la naturaleza viva. Dicen que nacieron para el servicio doméstico y no entienden, por ejemplo, el destino de los toros de lidia genéticamente dispuestos para exponer sus bravuras en los redondeles. Hipocresías.

Así, como los perros y gatos sin defenestrar a estos, los gobernadores cantan sus baladas destempladas de día y de noche y repiten las mismas cantaletas sin el menor rubor. Graco Ramnírez, de Morelos, insiste en acusar públicamente al alcalde de Cuernavaca, el futbolista de la cuauhtemiña –no me explico por qué votaron por él tan a la ligera-, sin presentar querella alguna como es su obligación, y Javier Duarte de Ochoa, de Veracruz, busca tantos pretextos que no dudo que acabe diciendo ser víctima de los acribillados en la colonia Narvarte incluyendo al fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril, el fantasma que como el pequeño tzotzil José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo, víctima de la “ley bala” del sátrapa poblano Rafael Moreno Valle –vaya carta tiene el PAN para la contienda interna con Margarita de ABC, dico de calderón, responsable primera del drama de los niños de Hermosillo-, claman desde sus tumbas justicia.

La balada también convoca al jefe del gobierno defeño, señor de los contratistas, Miguel Ángel Mancera Espinosa –el mismo apellido del sacrificado por Duarte-, en su intento por erigirse en precandidato presidencial cuanto no tiene siquiera la capacidad de definirse políticamente. Le tiemblan las corvas al parecer cuando se le menciona a Andrés Manuel de cuyas virtudes y pecados nos hemos ocupado ya y lo seguiremos haciendo en nuestro habitual ejercicio de libertad.

No son cantos de sirenas sino baladas espectrales.

La Anécdota

Cuando se debatía la reforma constitucional respecto al artículo 130 de la Carta Magna, mismo que regula las interrelaciones de las iglesias con el Estado, el entonces delegado apostólico, Girolamo Prigione Pozzi, ya muy anciano, me confió en corto:

–Sólo se oponen los del PPS. ¿Qué es el PPS? Sólo siete gatos saltando sobre el tejado caliente para darse alguna importancia.

El PPS –Partido Popular Socialista-, ya no existe. Y Francisco, siguiendo los pasos de Juan Pablo II y Benedicto XVI –dos Papas vivos dos-, se apresta a venir a México. Me duele decirlo pero, por desgracia, a través de la historia a los eclesiásticos revolucionarios –en México, Hidalgo y Morelos, entre otros-, los excomulgan y vilipendian; y a quienes apoyan a las dictaduras los exaltan. Dios los perdone.