23 noviembre, 2020

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

Atención a la pandemia, economía y soberanía popular, destacaron en el trabajo de la diputación permanente

La 60 Legislatura del Estado de México, a través de la Diputación Permanente, no solo cumplió con su función legislativa, sino demostró a la ciudadanía que estuvo atenta a la pandemia, a la economía y a la Soberanía Popular, buscando no sólo garantizar la salud, sino procurar el apoyo financiero de ciudadanos y municipios, puntualizó la diputada Mónica Álvarez Nemer (morena), presidenta del órgano legislativo en funciones en el periodo de receso recién concluido.

En el informe de la gestión de la Diputación Permanente, correspondiente al periodo del 21 de abril al 20 de julio, la legisladora recordó que la emergencia sanitaria provocada por el covid-19 llevó a los legisladores que la integraron a seguir sirviendo a la sociedad mediante el uso de las tecnologías de la información y la comunicación, apoyados por reformas a la Ley Orgánica del Poder Legislativo.

“Por primera vez en la historia parlamentaria del estado realizamos sesiones a distancia que nos permitieron resolver importantes asuntos, protegiendo la vida y la salud de todos al cumplir con los protocolos aplicables”, indicó la legisladora, y detalló que la Diputación Permanente celebró cuatro sesiones, de las cuales tres fueron presenciales y una a distancia y de las que se derivó la expedición de tres decretos y ocho acuerdos.

Recordó que el órgano legislativo que presidió convocó a la 60 Legislatura a la celebración del Sexto Periodo Extraordinario de Sesiones para apoyar a los 125 municipios fortaleciendo sus finanzas públicas, además de que durante este receso las comisiones y los comités realizaron 14 reuniones, de las que tres fueron presenciales y 11 a distancia, y de las que resultaron 12 dictámenes, dos que ya fueron resueltos por el Pleno Legislativo y 10 más que serán sometidos al Pleno.

La diputada comentó que la presidencia de la Diputación Permanente asumió la representación jurídica y participó en la tramitación de ocho juicios de amparo, una controversia constitucional y rindió nueve informes previos y ocho justificados.

Antes de finalizar su discurso, la legisladora agradeció la confianza de sus compañeros de bancada y el respaldo del presidente de la Junta de Coordinación Política y coordinador parlamentario de morena, el diputado Maurilio Hernández González.

Llamó a la madurez política dentro del Congreso mexiquense, a la sensibilidad humana y a la búsqueda del bienestar social para dejar huella “como legisladores auténticos, responsables y orgullosos de ser mexicanos por patria y provincia”, además de hacer de la 60 Legislatura un periodo histórico, no sólo por haber sorteado la pandemia, sino por tener como galardones la emisión de decretos de tangible utilidad social y la garantía de asegurar un periodo electoral con una lucha política limpia, basada en los más altos conceptos de la democracia.