14 junio, 2021

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

¿Esperando a un cadáver?

Esperando-a-un-cadáverZINACANTEPEC, MÉXICO.- Lejos quedaron los tiempos cuando en las instalaciones del Comité del PRI Municipal en Zinacantepec, se reunían los días jueves las principales agrupaciones priistas, la llamada “Clase Política”. Ahí se congregaban para debatir y expresar sus opiniones los sectores, las organizaciones afines, los queridos, los quemados, los militantes de muchos años, los nuevos, los jóvenes, las mujeres jóvenes y las grandes, en fin toda la “perrada”, decían en ese entonces.

Actualmente nada se hace por recuperar o retomar la ascendencia política del PRI, ni engrandecerlo. Se ha impuesto el no pensar, no hablar y menos escribir del PRI, no hay rumbo, ni pauta que maneje la creación de verdaderos líderes o cuadros en las comunidades. Hoy las estrategias políticas son otras, el comité municipal, se encuentra en calidad de “Elefante Blanco” con total vació de convocatoria, el PRI en Zinacantepec se sigue desgranando- crece la caballada flaca; los nuevos dirigentes son juniors, hijos, sobrinos, parientes novios, amantes de los que momentáneamente están en el poder.

La historia del PRI en los últimos 15 años en Zinacantepec, se ha escrito, bajo el signo de la alternancia, hoy los priistas no son capaces de retener el poder por más de tres años, cosa que si ha hecho el panismo con apenas 65 miembros activos, de los cuales solo votan 56, como se observó en la última votación, en donde gano el entreguista líder nacional, Gustavo Madero.

Poquitos son los que deciden el destino del partido azul en Zinacantepec, y más aún- han tomado las riendas de un municipio con más de 180 mil habitantes. ¿Qué hace el PRI? se pregunta uno al respecto, la respuesta sencilla: Sigue simulando trabajo como lo ha hecho desde su creación, es su ADN político “simular”. Se engañan con su afiliación, pidiendo cifras imposibles en la actualidad, obligando a funcionarios públicos afiliar a 20 gentes, a la familia, a quien sea; afiliaciones obligadas que no llevan más que a rellenar los cuestionarios y entregar miles y miles de inscripciones fantasma, sin compromiso, sin ideología, vacíos de toda responsabilidad.

Alfredo Reyes Orozco, Presidente del Comité del PRI En Zinacantepec, un total desconocido para cualquier priista decente, fue la imposición que la actual alcaldesa escogió para dirigir los destinos de un partido, que parecía se levantaría después de un gran letargo en la banca, sin embargo al parecer su consigna es eliminar a la clase política priista, entre la que había hombres y mujeres con liderazgos reales, con experiencia y sobre todo lealtad al partido; hoy Alfredo Reyes Orozco, parece hacer todo lo posible por resquebrajar las bases de organización y de vinculación con el partido rojo, con sus sectores fundamentales.

Hoy todos los foros de debate real, se han dejado llenar por actores políticos dispersos, todos de diferentes partidos y con diferentes intenciones, crecen en foros pequeños, pero que de a poco van creando una corriente de opinión, hoy el debate se está gestando en las redes sociales y el PRI patético se cierra en sus formas tradicionales, el priista ha dejado de debatir, de pensar de protestar, acepta imposiciones sin preguntarse ¿por qué?