26 septiembre, 2020

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

CONTINÚA EMPANTANADO EL INE

Por Abel Satiago / abelsantiago30336@yahoo.com.mx

Después de dos semanas de crisis en el seno del Instituto Nacional Electoral, la situación parece estar en vías de resolverse,  aun cuando persista la mayor parte de los conflictos que le dieron origen. Parcialmente se trabaja en los preparativos de las próximas elecciones, porque la mayor parte del tiempo se dedica a tratar de solucionar los problemas internos, los que dieron origen al abandono de los representantes de siete partidos políticos. Sobre los últimos sucesos ocurridos en ese Instituto, el siguiente resumen:

Cerca de ocho mil millones de pesos gastará este año el INE sólo en su plantilla laboral, sin contar las prerrogativas de los partidos políticos. Su presupuesto interno es de 13,216 millones de pesos. Su contraloría recomienda que terminada la elección, se revisen las plazas de la institución: “En particular, resulta de la mayor importancia que, una vez concluido el proceso electoral federal, el INE se dé a la tarea de resolver la grave problemática operativa que impide regresar la dimensión de su estructura ocupacional al volumen previo al inicio del proceso, ya que sistemáticamente se acumulan algunas de las plazas originalmente solicitadas como apoyo para la organización comicial, perpetuándolas en la estructura orgánica fija de la institución.”

El magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación Flavio Galván Rivera, reconoció que el próximo proceso electoral de junio, donde se elegirá a diputados federales y autoridades en 17 entidades, se dará en medio de una crisis de credibilidad en las instituciones nacionales, incluidas las electorales. El dirigente del PAN sostuvo que se ve con preocupación la formación de un bloque de consejeros que obstruyen la transparencia y democracia del INE, y anunció que se tomará “una decisión fuerte” para respaldar a los representantes partidistas.

Siete representantes de partidos políticos abandonaron la sesión antepasada por la negativa de un grupo mayoritario de consejeros de aprobar dos acuerdos para garantizar la imparcialidad de los organismos políticos. Después de una semana la situación continuó igual. Los dos temas que generaron discordia son: “El gobierno federal debe ordenar y publicar en el Diario Oficial de la Federación, las reglas de operación de los programas de desarrollo social. Lo mismo deben hacer los gobiernos de los estados, por lo que se considera carente de legalidad toda entrega de bienes o servicios amparados en programas sociales que carezcan de dichas reglas de operación”.

En la Cámara de Diputados, en su sesión del martes de la semana pasada, el PRD aseguró que los representantes de los partidos que se retiraron de la sesión del Consejo General, no regresarán hasta que se restablezcan las condiciones de equidad. Dijo que el INE “tiene un presidente electo por la Cámara que se llama Lorenzo Córdova, pero hay un presidente puesto por los poderes fácticos que se llama Marco Antonio Baños, quien dicta la línea y protege al PRI y a sus aliados”.

Marginados de las negociaciones, Morena, Partido del Trabajo, Movimiento Ciudadano, Encuentro Social, Partido Humanista y PAN, advirtieron que no regresarán a las sesiones de Consejo General del organismo, porque un grupo de consejeros ha puesto por encima de la institución los intereses  del PRI y del Verde. El PRD no había decidido su regreso.

Ausentes por segunda vez de la sesión del Consejo General, el 25 de febrero, los siete partidos políticos advirtieron a un bloque de consejeros electorales que si continúan favoreciendo al PRI-Verde, solicitarán su renuncia, sin menoscabo de las responsabilidades jurídicas que pudieran darse. En un comunicado de 15 puntos, nueve representantes y consejeros legislativos partidistas anunciaron que se mantendrán al margen de los trabajos del INE mientras no cambie esta circunstancia. “No queremos una autoridad partidista ni favorecedora de la oposición, pero no aceptaremos ni toleraremos que se pretenda regresar a los tiempos donde el gobierno y el PRI, mediante el fraude y la simulación, violaban la voluntad popular”, advirtieron los siete.

Una de las peticiones de esos partidos fue cumplida el jueves pasado, al aceptarse la renuncia de Alfredo Cristalinas, tras seis años de encabezar la Unidad Técnica de Fiscalización del INE, y sustituirlo por Eduardo Gurza Curiel, titular de la Unidad de Auditoría a Gobierno de la Secretaría de la Función Pública, quien siempre ha ocupado puestos en administraciones priístas. Esa salida, dijeron los siete, es uno de los 15 puntos planteados al Consejo, y no es suficiente para regresar. El PAN llamó a que el Instituto actúe con absoluta imparcialidad y no se repitan casos como el de Monex y del Partido Verde.      

Senadores de oposición lograron que en la sesión del jueves pasado se discutiera la crisis del INE, y advirtieron que se están “dinamitando” las elecciones del próximo mes de junio. En más de la mitad de los escaños se colocaron carteles con la leyenda “No queremos un INE partidista”. Propusieron que el Senado exija a los integrantes del Consejo General “apegar su actuación a los principios constitucionales que rigen la función electoral, como son la imparcialidad y la certeza”.

El viernes 27 de febrero Lorenzo Córdova entregó a los siete partidos rebeldes una segunda carta, en la que dice que, “como presidente del INE asumo la responsabilidad de encontrar el cauce institucional para desahogar las diferencias que han llevado a sus partidos a retirarse de la mesa del Consejo General. Sólo a través del diálogo podremos celebrar elecciones libres, legales y pacíficas”. Sin embargo, no hizo alusión al Partido Verde, cuya multa por desacato, al continuar la transmisión de mensajes en salas de cines, podría alcanzar 30 millones de pesos, según versiones difundidas en el INE.

Cinco partidos Políticos y cuatro consejeros del Poder Legislativo acordaron el sábado 28 no participar por tercera ocasión en la sesión del Consejo General, efectuada el 1 de marzo. Regresaron PAN y Movimiento Ciudadano. Los otros, PRD, PT, PES, Morena y Humanista, dijeron que permanece el trabajo faccioso y de protección al Verde. Posteriormente Encuentro Social y Humanista acordaron regresar, por lo que en la sesión del domingo pasado sólo continuaron ausentes PRD, PT y Morena, por el “sesgo parcial” con que se ha conducido el Instituto.