26 enero, 2021

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

EL PREGUNTÓN: ¿Si quieres un cambio por qué no haces algo diferente?

Christian Gonzalez Murillo EL PREGUNTON

Por Christian González Murillo

En estos días previos a las próximas elecciones del 7 de junio, se han escuchado comentarios como; “todos los políticos son iguales” “yo ni voy a votar” “nadie me convence” “para que voto si al final queda el que quieren”, frases que seguramente has escuchado en alguna ocasión, palabras que a mí me causa mucho conflicto, es una situación grabe la que atraviesa el país en estos momentos.

En México se vive lo que siempre se ha vivido pero ahora con más intensidad, pero sobre todo con una sociedad un poco más abierta al diálogo y a la información aunque aún muy lejos de lo ideal, una sociedad mexicana que día con día se aleja y se desinteresa de la política, una sociedad a la que le importa poco lo que suceda con sus gobernantes, una sociedad separada y dividida, una sociedad donde la gran mayoría sólo habla pero no actúa, es decir, una sociedad como en la época de la revolución, pero en versión posmoderna.

Pero, ¿nadie se ha preguntado cómo y en qué momento fue que llegamos a esta situación que se está convirtiendo en insostenible?, es necesario analizar nuestras acciones en el ámbito político –sin necesidad de retroceder mucho tiempo atrás- simplemente desde los finales de los 80´s, la política se ha transformado en una verdadera “basura”, los políticos se han convertido en “grillos camaleónicos” que brincan hacía el color que más les ofrezca, pocos son los que mantienen su ideales o lealtad a su partido político.

Pero, ¿la culpa es de los políticos, del gobierno, del sistema que nos rige, o quién es el culpable de que la política se convirtiera en una actividad “asquerosa” donde los valores y la moral quedan de lado?, En la política pareciera que lo más importante es el poder y la economía, entiendo que muchos se preguntarán porque decir semejantes palabras sobre una actividad tan importante para el desarrollo de una nación, pero este es el desarrollo que se ha tenido en México y a continuación mencionaré porque.

Sólo tenemos que observar a nuestro alrededor y preguntarnos algunas cosas como; ¿por qué existen tantos partidos políticos, en que nos beneficia o nos perjudica tenerlos? En estas campañas electorales se encuentran registrados de 9 a 11 partidos políticos en cada estado de la república mexicana en la que se llevarán a cabo votaciones el próximo 7 de junio, -¿en realidad es necesario tener tantas opciones?- Entiendo que todo ciudadano tiene el derecho de poder gobernar, pero entendamos la situación real del país y dejemos de vivir en una utopía.

Las elecciones intermedias –donde no se elige Presidente de la República pero si Diputados, Presidentes Municipales y en algunos casos Gobernadores- existe un abstencionismo mayor a cuando se elige al Presidente de la República, hablamos en promedio de un 10% de diferencia -según los datos del IFE ahora INE-, en elecciones para Presidente de la República existe un abstencionismo un poco menor al 50% de los posibles votantes, pero cuando son la elecciones intermedias aumenta a poco menos del 60% en promedio, una cifra que empieza a ser alarmante, ya que como lo mencioné anteriormente lo que arrojan estos datos es que sólo 1 de cada 10 mexicanos votó por el gobernante actual, situación que no puede ser posible en una supuesta “democracia”.

¿Podemos hacer algo? ¿Podemos cambiar las cosas? En realidad tenemos el poder en nuestras manos pero no lo sabemos utilizar, los mexicanos somos una mayoría que le teme a las minorías, parece una ironía pero es realidad, obliguemos al sistema político mexicano a cambiar las estrategias, obliguemos a nuestro Instituto Nacional Electoral (INE) a cambiar la logística y diseño de las elecciones, obliguemos a los políticos a cambiar y recuperar la moral y los valores –aclaro que no todos los políticos los han perdido-, pero, para poder obligar, pedir y exigir es necesario iniciar por nosotros mismo como ciudadanos, seguir al sistema y utilizarlo a nuestro favor, no querer convertirnos en anarquistas ni mucho menos, una revolución armada no funcionaría en estos momentos en México, pero una revolución burocrática sí.

Lo ideal sería iniciar por nuestro derecho al voto, derecho que día con día lo ejercen menos personas y con mayor desinterés, el sistema electoral de nuestro país nos otorga la oportunidad de salir de la pregunta que plantee en mi colaboración pasada -¿Votar, no votar o votar por el menos malo?- pues existe una mejor salida, anular nuestro voto, si en realidad ningún candidato te convence o cumple con tus expectativas lo mejor que puedes hacer es anular tu voto y de esa manera manifestar tu inconformidad, pero lo peor que puedes hacer es no votar y desinteresarte de las elecciones, lo que originaría que llegará al poder un candidato con el que estuviste inconforme, pero no puedes hacer nada porque no votaste.

Me da tristeza conocer a muchas personas que su voto lo venden como si fuera un chicle, que no ejercen ese derecho, personas que no conocen una casilla electoral, personas que no entienden ni una palabra del proceso electoral, si queremos un verdadero cambio, tenemos que informarnos y manifestarnos en las urnas –el único lugar donde tenemos esa opción-.

Sólo queda una salida de este hoyo, manifestar nuestra inconformidad votando, no votando por “el menos malo”  sino anulando el voto, recordemos que si no existe más del 20% del padrón nominal que haya votado por algún candidato la elección se invalida, con lo cual se le daría un fuerte golpe de autoridad por parte de la sociedad al estado, tenemos que demostrar que estamos hartos, demostrar que estamos inconformes, demostrar que no queremos que la política sea una “basura llena de porquería”, demostrar que es momento de cambiar los procesos electorales, demostrar que somos capaces de dar un golpe de autoridad a la oligarquía del poder, demostrar que queremos un verdadero cambio en el país, demostrar que podemos ir a votar y llenar las urnas de inconformidad, así que este próximo 7 de junio te invito a manifestarte mediante tu voto, no necesitas votar por alguien, recuerda que si nadie te convence anúlalo, pero no desperdicies esta oportunidad, sólo así podremos lograr un verdadero cambio en nuestro país.

            Recuerden que yo soy un simple PREGUNTÓN con muchas dudas y en la búsqueda de la respuesta se me ocurren algunas cosas que simplemente digo, pero tú eres el que tiene la última opinión, por ello es que te invito a respetar tu Libertad de Expresión. Hasta la próxima…                           

Correo Electrónico: christian.gonzalez.murillo@gmail.com

Facebook: Christian González Murillo

Twitter: @chrigomu

Cel. 7223806766