3 diciembre, 2020

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

Rafael Loret de Mola – Cacicazgos y Herederos

Rafael Loret de Mola - Cacicazgos y Herederos

*Cacicazgos y Herederos
*Delincuentes Corrientes
*La Medida del Corrupto

Por Rafael Loret de Mola

Las familias, como es natural, se reproducen y aumentan con el paso de los años salvo excepciones dolorosas que nos enseñan la fragilidad de la existencia; en política, sobre todo, el nepotismo siempre ha sido mal visto porque es fuente de cacicazgos y de dominios en ausencia de una democracia sólida y atenida a la voluntad, libre y sin presiones, del colectivo. La realidad nos dice que en México se vota, en un porcentaje indefinido pero acaso mayoritario, con bastante miedo y, por ejemplo, la abstención no ha podido ser derrotada en las urnas. Todo lo demás es consecuencia.

Rafael Loret de Mola - Cacicazgos y Herederos

Ahora mismo las encuestas oficiales, de dudosa credibilidad por cuanto suelen servir a sus contratantes con lo que quieren ver y escuchar –sólo falta que a peña le muestren a México como un gran adoratorio para él-, marcan una tendencia muy preocupante: el próximo presidente de México podrá ser electo con el veinte por ciento, quizá un poquito más, de los sufragios emitidos con lo cual llegaremos al absurdo de que, considerando a los abstencionistas y a quienes no están siquiera inscritos en el padrón, sea quien venza sólo será apoyado por uno entre diez mexicanos… como enrique peña en este diciembre movedizo.

No tendrá razón de ser, insistimos, una nueva reforma política que no considere las segundas vueltas electorales para asegurar con ello, cuando menos, que la mitad más uno de los electores designen a los mandatarios posibilitando mayores niveles de gobernabilidad para el país. No se alcanzará jamás la representatividad mayoritaria de la ciudadanía pero, cuando menos, habrá un aval macizo para emprender las tareas de gobierno sin los rastros de una competencia desigual, sesgada o mañosa abiertamente como las de 2006 y 2012. Algo debieron aprender quienes ocupan cargos de elección popular y han optado por negociar comodidades y prebendas antes de impulsar la base fundamental de la democracia: el gobierno del y para el pueblo.

Por esta razón, también, se repiten los cuadros fraudulentos. En unas semanas más habrá de dirimirse la controversia sobre la elección para gobernador de Colima luego de la anulación de la celebrada en junio pasado. Todo este tiempo ha pasado por las presiones recibidas en el Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal, en donde no puede negarse el seguimiento de las consignas superiores para colmo; pese a todo ello, la nulidad se dio por la alevosa intervención del mandatario Mario Anguiano Moreno, acérrimo adversario de su predecesor Fernando Moreno Peña quien defiende su feudo tras dos sexenios desde su salida ominosa con una impresionante cauda de asesinatos o de “accidentes” oportunos –fue victimado el ex gobernador Silverio Cavazos Ceballos y la avioneta de Gustavo Vázquez Montes, quien debió ganar también en una segunda vuelta por la descarada intervención de Moreno Peña, se vino abajo en Michoacán en extrañas circunstancias jamás investigadas con el rigor requerido-, recreándose un escenario que sólo llevó a refrendar la victoria del PRI en 2003, con todas las asechanzas imaginables, y seguramente pasará lo mismo el próximo 17 de enero ya extinto, desde el 31 de octubre, el periodo constitucional de Anguiano Moreno quien anda suelto, como si nada hubiese pasado, bajo el infalible peso de la impunidad y un pobre títere en el gobierno interino, Ramón Pérez Díaz.

En Colima el choque es por el liderazgo entre los caciques, en un entorno muy parecido al de Hidalgo por cierto, revalidando aquello de “pueblo chico, infierno grande”, al pie del Volcán de Fuego cada vez más inquieto con sus altas fumarolas que encienden las alertas casi de manera cotidiana.

Lo preocupante es la tendencia general a validar el nepotismo, asegurar los cacicazgos y convertir a México en una República de privilegiados contradiciendo la visión de Jefferson quien, al definir el destino de los Estados Unidos, urgió a la población a defender sus instituciones para hacerlas válidas; si la ciudadanía se cruza de brazos entonces, siempre, la manipulación oficial será mayor y efectiva. Por eso el PRI, cuestionado, ha ganado en las dos elecciones extraordinarias a gobernador precedentes a la de Colima –en esta misma entidad y en Tabasco-, con la simulación en la cúspide de las desvergüenzas.

El grave peligro es que el nepotismo tome por asalto a las entidades. Tenemos en ristre, entre otros, a los Yunes en Veracruz listos a ocupar posiciones en el PRI, el PAN y como “independientes” pero con mucho dinero mal habido, sucio, de por medio. Así se blindan los corruptos y represores en Veracruz: les basta con negociar en “lo oscurito”, como amantes deseosas de defender lo obtenido ante el acoso de los maridos, para salvarse de la quema tremenda y la deshonra histórica. Al rato ya veremos si se actúa contra el predador mayor, Javier Duarte de Ochoa, quien, a su vez, no movió un dedo para auditar siquiera a su antecesor, Fidel Herrera Beltrán, quien también impulsa a su hijo, Fidel Herrera Borunda, en plena fusión de intereses soterrados.

Y en Oaxaca los Murat están en condiciones similares. Pepe, el jefe del clan, reacomodado en el Congreso, espera la ocasión precisa, mientras compra residencia en Nueva York para toda la familia, para asegurar la candidatura de su hijo Alejandro, uno de los niños del peñismo, quien renunció a la dirección del Infonavit para estar en posición de competir por la gubernatura del maltratado estado. Los clanes siguen formándose: su padre fue un mandatario deplorable, al grado que se inventó un autoatentado para proceder contra sus enemigos en 2001 con la “poca fortuna” de que tal se dio unos días después de los actos terroristas en Nueva York en septiembre de ese año terrible. Y nadie se atrevió a dirimir el escándalo. Digo, sin analizar las truculencias en las que intervino para llevar a Colosio a la trampa de Lomas Taurinas. No debemos ni podemos olvidar.

Similar situación vivirán los Juniors de Manlio Fabio Beltrones, Sylvana Beltrones Sánchez, y del nefasto yucateco emilio gamboa patrón, citado once veces en las declaraciones de los niños que fueron abusados sexualmente en Cancún, cuyo heredero, Pablito Gamboa Miner –y como ta en busca de una “mina” redituable-, dirigido a la candidatura al gobierno de Yucatán, a la que su padre rechazó siempre por el terror desbordado por cuanto podría hacerle el ahora extinto cacique, víctor cervera p., espíritu chocarrero que no deja de molestar.

Y no para allí el asunto: en Zacatecas, el hermano de Ricardo Monreal Ávila, jefe de la Delegación Cuauhtémoc de la ciudad de México y el más viable candidato a ña jefatura de gobierno de la mano con la MORENA de Andrés Manuel, David de nombre, está puestísimo para iniciar precampaña en pos de la gubernatura luego de haber sido militante del PRD y luego del Partido del Trabajo, en fase mortal, y ahora de MORENA. No le caben los partidos en una sola mano.

Así, con los Cárdenas dominando Michoacán desde hace décadas, los Figueroa detrás de los mandatarios en Guerrero, los Alemán cerca de los de Veracruz, los López Obrador haciendo de las suyas en Tabasco, amén de los cacicazgos aldeanos del PAN, México es un enorme botín para la clase política. ¡Pobres de aquellos que se queden a la saga y vean pasar la historia ante sus puertas!

Debate

Insistimos: no hay gobernador que se salve del repudio colectivo, sobre todo porque casi todos han sido ejemplos de elevada corrupción, delincuentes corrientes, caracterizados por reprimir a quienes los señalan.

Los más irritables, hasta hoy, han sido los mandatarios de Veracruz, Duarte de Ochoa, de Quintana Roo, el deplorable y vulgar fraccionador, Roberto Borge Angulo, y el ex colimense, Mario Anguiano Moreno, quien dejó el gobierno el último día de octubre, en manos de un substituto en espera de comicios extraordinarios. Al último, al parecer, se le terminó el blindaje pero, por el momento, su entenado en el Palacio no se atreverá a dar paso alguno para dirimir su posible autoría intelectual en el crimen contra Silverio Cavazos Ceballos, su antecesor, y el atentado contra Fernando Moreno Peña, su adversario e igualmente ex mandatario de la entidad del Volcán.

Los pillos están preparándose para alejarse sin dejar “huellas” a pesar de las evidencias en su contra y es tal el cinismo de peña que se ha “filtrado” cuanto le dijo éste al veracruzano:
–Veracruz es tuyo; tú decides.

¿Así de fácil? Si fuese veracruzano, de verdad, no podría respirar ni la brisa del puerto ni empaparme con las lluvias de Xalapa con tal aberración política. Cuando menos, lucharía por mi dignidad y la honra colectiva. Espero que las mujeres y los hombres de bien, allá en donde las palmeras y las canciones se funden, hagan lo propio.

La Anécdota

Solía decir Alfonso Martínez Domínguez, ex gobernador de Nuevo León ya extinto:

–En esto de la política debemos ser honrados; pero no tan, tan honrados que no podamos pagar una plana en los diarios para defender de quienes nos acusen por rateros.

Una analogía fantástica de la corrupción que el profesor Carlos Hank González, ex gobernador del Estado de México y fallecido también, sintetizó en una sentencia inmortal:

–Político pobre es… un pobre político.