29 noviembre, 2020

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

Rafael Loret de Mola – De Abusos en Blanco

RAFAEL LORET DE MOLA

*De Abusos en Blanco
*Matriarcado Fallido
*Las “Primeras Damas”

Por Rafael Loret de Mola

Rafael Loret de Mola - De Abusos en BlancoNingún gobierno podría sentirse satisfecho cuando, a la distancia de diecisiete, catorce u once meses, se sigue hablando de casos que ya hubieran ameritado sanciones muy severas hacia cuantos, con uniformes y armados por el gobierno, han excedido sus funciones hasta acribillar a la población civil; salvo, claro, bajo las dictaduras infames dispuestas a silenciar, como alguna vez expresó el tirano Franco en la España sumisa, a la mitad de la población para asegurar la vida en paz de la otra parte, la de los cómplices y afines por conveniencia.

Si bien las autocracias no deberían ser en el tercer milenio, es cierto que van cediendo poco a poco ante el clamor y la reacción populares. Por ejemplo, en Argentina, Cristinita Fernández viuda de Kirchner, bailadora y demagoga –una rémora de María Antonieta obviando lo de la guillotina… por ahora-, está a punto de ceder el bastón de mando y la banda presidencial a uno de sus más rabiosos opositores, el ex alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri Blanco, un fanático del Boca Juniors –del que fue presidente también- y empresario muy próspero. En lo particular la combinación de un político y su riqueza personal no ha resultado buena fórmula para gobernar. Siempre hay cómplices.

Pero el hecho es que fue capaz de derribar la “era Kirchner”, todavía con fuertes vientos del peronismo histórico –una obsesión para los gauchos, al parecer-, caracterizada por situarse en un punto intermedio, esto es a la mitad del camino respecto a los Estados Unidos y la Unión Europea si bien cuidando ciertas alianzas –expropió la filial de la petrolera española Repsol, por ejemplo pero sin perjudicar los intereses del norte del continente americano-, digamos estratégicas. Solía danzar, en mítines absurdos paralelos, cada que el pueblo salía a la calle a protestar y a solicitar su cabeza hasta partir por mitad a su nación.

En México no tenemos tanta suerte: aquí el ochenta y cinco por ciento de los mexicanos repelen a su presidente y éste ni siquiera rectifica su conducta. En este sentido, los hechos demuestran que la democracia no es válida sólo porque, en las urnas, hubo mayores sufragios para la causa vencedora… aun cuando los vicios fueron estridentes aunque jamás tomados en cuenta: monederos, despensas para Soriana –ni siquiera nos alcanzó el aire para boicotear a estos almacenes fraudulentos-, y dispendio de víveres como en el caso presente cuando los obsequios de televisiones de plasma se ha convertido en el vehículo para exaltar las políticas “sociales” del régimen estimulados por los grandes consorcios de las comunicaciones que apostaron en pro de las señales digitales… y el consiguiente apagón analógico.

Y luego se apuesta a la amnesia colectiva. ¿Cuántos recuerdan las desviaciones durante la campaña infectada de peña nieto a la Presidencia? ¿Y el racismo de Lorenzo Córdoba Vianello, consejero presidente del INE y órgano rector de los comicios federales recientes? Bueno, si la izquierda ya “olvidó” las atrocidades del señor bartlett díaz para darle una “segunda oportunidad”, cuando será octogenario el próximo año si bien ya está caduco desde hace varias primaveras, y el PAN ya hasta “perdonó” a calderón –a los fox todavía no porque éstos siguen imbuidos en el futuro negocio de la marihuana-, pese a varias declaraciones condenatorias –de Gustavo Madero Muñoz incluso y de no pocos militantes de cepa-, sobre todo por haberse separado de su partido e incluso tranzar, bajo el agua, con el peñismo al alza, no es dable esperar correcciones automáticas en el andar de la clase política putrefacta. ¡Y no digamos el PRI con su enorme “cola” de predadores”!

Por ello es como una cuestión cotidiana contemplar la negligencia de los investigadores oficiales respecto a las grandes tragedias nacionales. ¿Saben ustedes si hay responsables en cuanto al crimen de sesenta y cinco mineros –diez más han muerto desde entonces en otras cavernas infernales-, en Pasta de Conchos en febrero de 2006 y con la abyecta complicidad del entonces secretario del Trabajo, Florencio Javier Salazar Sáenz? Los fox ni siquiera se pararon por allí en una actitud cobarde y ruin.

¿Y qué podemos decir del atroz incendio de la supuesta guardería ABC de Hermosillo –en realidad un almacén tremendamente combustible-, el 5 de junio de 2009, sin que el presidente calderón y su esposa Margarita –quien gestionó los permisos para el funcionamiento de la misma a favor de su tribu familiar encabezada por Atagracia Gómez del Campo-, se asomarán al balcón de una de las peores tragedias de los últimos años. Quizá morían de vergüenza. ¿Cómo es posible que ahora se intente vindicar a estos sujetos, incluyendo la pretensión de ella para ser nominada a la Presidencia, sea por el PAN o por la vía independiente –lo que sería grotesco con la fuerza de las sociedades beneficiarias por la gestión de su marido-, cuando todavía las heridas están muy abiertas y la impunidad reina en Sonora sobre dos ex gobernadores, el priísta Eduardo Bours Castelo y el panista Guillermo Padrés Elías, acaso “perdonados” para asegurar el arribo a la gubernatura de la entenada de Manlio Fabio Beltrones: Claudia Pavlovich Arellano? ¡Qué montón de hipocresía escatológica!
Por cierto, recojo la opinión de un lector amigo quien alega, con razón, que los dos más destacados aspirantes panistas a la candidatura presidencial, la mencionada Margarita y el gobernador poblano –quien ya no lo será al fin de la carrera-, Rafael Moreno Valle, están marcados por las muertes alevosas de niños; el segundo, recordémoslo implementó la “ley bala” para reprimir a las manifestaciones no autorizadas por él y, como consecuencia, las de salva hirieron en la cabeza al niño tzotzil, José Luis Tehuatlie, de apenas trece años. ¿Con estas cargas a cuestas son capaces de pretender sacar las caras? ¿Qué dice al respecto el dirigente del PAN, el queretano Ricardo Anaya Cortés, señalado también como presunto aspirante, cuyo silencio le vuelve cómplice de sus compañeros de partido?

Mientras los socios impíos salen a relucir, las indagatorias sobre los genocidios van a “gallo, gallina”, con pasos muy cortitos y escasa voluntad política, con el imperativo de proteger a los miembros de las corporaciones policíacas, sobre todo a las federales, y al siempre intocable ejército cuyos manos andan últimamente demasiado alborotados con la ilusión de “regresar” a 1946 cuando aún detentaban el poder presidencial. El hecho es que el presidente peña tiene enormes temores para proceder en forma porque se exige la lealtad comprada, a costa de tolerancia e impunidad, para garantizar la seguridad del Estado en manos de una soldadesca habilitada para todo tipo de abusos contra la población civil. ¿Cuántos más deberemos atestiguar?

Hemos contado que en Tanhuato, en junio de 2014, el objetivo eran 800 millones de dólares, en efectivo, guardados en un rancho, San Pedro Limón, y perfectamente localizado. Los militares se abrieron paso a tiros, sin importar filiaciones ni edades ni géneros, hasta llevarse el botín cuyo destino, hasta el momento, se desconoce y, desde luego, nadie sabe entre quienes se repartió. (“Despeñadero”, Jus y Fundación Loret de Mola, 2015).

Algo similar sucedió en Apatzingán, donde las mayores culpas por el asesinato de diez civiles además de una veintena de heridas, en enero de este año, recaen sobre la Policía Federal y la flamante “gendarmería” que oscila entre las pruebas de exhibición y la nulidad en la acción acaso como espejo vívido de un régimen colmado de falsedades. Y si seguimos, en Tanhuato, hay evidencias clarísimas sobre el rastro dejado por los mandos castrenses que no dejan lugar a dudas sobre la miserable intervención de éstos en otra de sus masacres.

Y, claro, la burla permanente sobre los “desaparecidos” de Ayotzinapa ha querido desviarse acusando a los normalistas, los de ayer y los de hoy, por secuestrar autobuses. Sólo tienen derecho a ello, según parece, los jóvenes fanáticos futboleros a quienes se les escolta y no se les dispara en un país contaminado por las falacias y el mal gobierno.
El abuso contra la inteligencia colectiva ya superó todo lo imaginable.

Debate

El ejemplo de Argentina es necesario tomarlo muy en cuenta, sobre todo porque no estamos exentos, al contrario, de sufrir condiciones semejantes o paralelas. De hecho, marta sahagún Jiménez, la cogobernanta en la era foxista, se miró al espejo de Evita, la esposa de Perón quien inspiró a los “descamisados” contra la oligarquía y pretendió, sin fortuna, imponerse a la sólida clase militar para intentar ser designada vicepresidenta; murió luego de su fallido intento y su cadáver sufrió el peor de los exilios: terminó en una vitrina de Amsterdam, momificado, como morboso atractivo turístico –léase la magnífica novela de Tomás Eloy Martínez, “Santa Evita”-.

Desde luego, marta no pudo ser ni candidata porque la dirigencia del PAN, entonces encabezada por el duranguense Manuel Espino Barrientos, le puso cuanta traba pudo imponiéndose a la voluntad de un mandatario que insistía en proclamarse superior a la estructura partidista negándole a ésta cualquier reconocimiento por la victoria electoral de 2000 –lo cual confirma las previas negociaciones soterradas de vicente, el de las botas de charol, con la deleznable administración de ernesto zedillo-.

Nunca imaginamos, la verdad, que la primera dama que sustituiría a la arpía sahagún, Margarita Zavala, tan discreta al principio del régimen de calderón y tan desatada al final del periodo, acaso como reacción a los malos tratos recibidos de los que no se atreve a dar cuenta, sería quien, de plano, llevara sus guardadas ambiciones al terreno de las precandidaturas presidenciales con su alcohólico consorte animándola, cuando ella, según sus cercanos, ya quiere librarse de la presencia de su “esposo”… pero lo quiere utilizar hasta el final incluso vindicándolo.

Insisto: me encantaría ver a una mujer en la Presidencia; del corte, por ejemplo, de la boicoteada Josefina Vázquez Mota a quien no dejaron crecer. Pero nunca si se trata de nostalgia por Los Pinos o para alargar periodos con sabores dictatoriales… como en Argentina.

La Anécdota

Veamos, en cuestión de primeras damas “influyentes”, cómo están los momios. Ojalá los amables lectores me ayuden. Citaré a algunas en orden cronológico:

–María Esther Zuno de Echeverría, folclórica, dinámica y metiche.

–Carmen Romano de López Portillo, frívola, escandalosa e infiel.

–Paloma Cordero de De la Madrid, discreta en apariencia si bien con las distancias precisas.

–Cecilia Ocelli de Salinas, quien terminó sin marido y con acciones en Sanborn´s-

–Nilda Patricia Velasco de Zedillo, perteneciente a una familia ligada a los capos de las metanfetaminas de Colima y afectada psicológicamente.

–Marta Sahagún de Fox, casada en Los Pinos por lo civil, ellos tan religiosos, y acaparadora de funciones con un marido marginado, deprimido y muy flojo.

–Margarita Zavala de Calderón, quien engañó a todos con su prudencia inicial mientras negociaba negocios y concesiones a favor de su familia como la guardería ABC de Hermosillo.

–Angélica Ribera Hurtado de Peña, sobrina de miguel de la madrid, y una glamorosa primera dama capaz de dejar a su marido con un palmo de narices durante sus giras.

Toda una gama de mujeres para elegir entre ellas. ¿Se atreven a señalar a la peor?