23 julio, 2021

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

Rafael Loret de Mola – ¿Están Nerviosos?

RAFAEL LORET DE MOLA

  • ¿Están Nerviosos?
  • Ladrones Sueltos
  • Rutas de la Droga

Por Rafael Loret de Mola

Rafael-Loret-de-Mola-Están-NerviososA últimas fechas, digamos desde los días previos a la entrega del tercer informe –también con minúsculas-, recrudecieron los ataques y advertencias contra quienes hemos invitado a un PARO NACIONAL para el 14 DE OCTUBRE. Es como si les diera urticaria al sopesar, si tenemos éxito, las consecuencias llegando al extremo de aducir que, por ejemplo, la industria de la siderúrgica se vendría abajo porque si paran los hornos tardarían cuatro días en volver a encenderlos. Absurdo: esto es como si los trabajadores jamás tuvieran días de asueto; y si es así, tales empresas deberían ser emplazadas por sostener la esclavitud a cambio de multimillonarias ganancias. ¿O no?

Los ataques han sido igualmente personales. Por ejemplo, se dio el curioso caso de que los esbirros del ex gobernador, Eugenio Hernández Flores, intentaron denunciar que cómo escribo y divulgo “lo que la gente me dice” le acusé de ir a votar con una tarjeta de crédito tal y como denunciaron una joven representante de su partido y varios y alguno más de los testigo directos, cuando sí había acudido con su acreditación oficial… sólo que tal lo hizo en 2012 y no en 2015 cuando la valiente chica –que no podía haber accedido a la mesa correspondiente tres años atrás por cuestiones de edad-, atestiguó el hecho con una rabia incontenible hasta que pudo desahogarse durante mi plática en Ciudad Victoria, bastión de los mandatarios socios del narcotráfico, el pasado miércoles 26 de agosto, más de dos meses y medio después.

Por cierto, en Tamaulipas, en donde el actual gobernador, el descastado Egidio Torre Cantú –quien pasó sobre la sangre de su hermano Rodolfo para llegar al Palacio de Gobierno sin siquiera interesarse en dar seguimiento judicial al magnicidio-, brinda protección y apoyo a sus predecesores señalados como enclaves del narcotráfico, desde Manuel Cavazos Lerma, pasando por Tomás Yarrington Ruvalcaba –perseguido en los Estados Unidos también pero muy orondo en tierras cercanas a la frontera- y el mencionado Eugenio, y no sólo eso: encubre a personajes siniestros a quienes supuestamente se busca o se ha dado por muertos. Un verdadero paraíso para la impunidad de los capos y sus aliados dentro de los gobiernos infectos.

Una muestra: por Victoria, la capital de la entidad en donde perviven los mayores vicios concebibles y la ciudadanía vive entre atemorizada e indignada, ha sido visto y hasta registrado Manuel Muñoz Rocha, quien fuera diputado en 1994 cuando ocurrió, en septiembre de ese año, el asesinato de José Francisco Ruiz Massieu del cual fue señalado como uno de los autores intelectuales… acaso para protegerá otros, entre ellos el extinto profesor de Santiago Tianquistenco, Carlos Hank González. Por algo, Muñoz Rocha era comisionado de Agricultura en la Cámara baja y su principal interlocutor, como ministro del ramo, el señor Hank, el mayor de los políticos-empresarios de su época.

Muñoz Rocha, dado por muerto desde 1997 cuando su esposa, la Notaria Marcia Cano solicitó entrar en posesión de los bienes del falso “difunto” dado que no había señales de su paradero ni los huesos descubiertos en la finca “El Encanto” del pillastre raúl salinas de gortari por una “bruja”, “La Paca” de nombre Francisca Zetina, correspondían al pobre ex legislador, fue visto en San Antonio, al lado del abogado Enrique Fuentes León –muerto en junio de 2013, muy convenientemente para la administración en curso-, una semana después del crimen contra José Francisco, el padre de la actual Canciller, Claudita, quien obviamente no tiene interés alguno en conocer la verdad.

Sólo falta que la señora ministra de Relaciones Exteriores viaje a Tamaulipas para encontrarse con el presunto asesino de su progenitor para pedirle, mejor, silencio a cambio de impunidad. ¿Acaso la madre, Adriana Salinas, sabía de cómo se darían los hechos considerando que su hermano raúl tenía cuentas pendientes con él mientras carlos, el presidente, le cubría las espaldas y algo más? Y la joven Claudita, claro, se dejó llevar por los caminos de las compensaciones amorales: la secretaría de Turismo, heredada a Enriquito hijo de miguel de la madrid –es peor esto que ser de la chin…-, y luego, nada menos, la Cancillería en tiempos turbulentos no propios para una imberbe salvo por los muy complejos intereses interfamiliares.

El hecho es que Muñoz Rocha, sin el menor rubor, se presenta con frecuencia a actualizar los pagos del predial de su rancho, muy cerca de donde despacha Egidio el narcogobernador de moda, y a realizar operaciones bancarias con cuentas ¡a su nombre! Esto es: si no lo descubren es porque sencillamente NADIE tiene interés por ello ni en esclarecer los magnicidios, incluyendo el de Colosio antecedente del mencionado, ni el del médico Rodolfo Torre Cantú condenado por el Caín de su familia.

Es tal la cerrazón del infeliz egidio –escribámonos con minúsculas también-, que ordena a los alcaldes cuanto quiere y es capaz de boicotear los actos culturales creyendo así anular a los expositores no afines a su miserable administración. Un caso grotesco es el del presidente municipal de Tampico, Gustavo Torre Salinas –con sendos apellidos de predadores aunque sin parentesco alguno-, quien de plano considera su prioridad seguir las líneas del mandatario en pleno desarrollo de su cacicazgo; cuando en una entidad los latifundistas forjan sus fortunas al calor del poder, basta ello para señalarlos como ladrones.

Torre Salinas es un esbirro más del descastado. No existe, de modo alguno, el principio toral que protege a los municipios: el de la autonomía con la cual cada comunidad puede y debe señalar su destino más allá de las fuentes oficiales que inciden en el pecado de confundir y revertir los términos: mandatario por mandante; quien obedece por aquel que manda aunque sean sus decisiones contrarias a las de la marginada población.

Por ello, Torre Cantú aceptó, en principio, otorgarme el honor como “hijo distinguido” del puerto entrañable –nací en el Hospital de la Beneficencia Española de Tampico-, y accedió a entregármelo; pero después, estando ya en Tamaulipas dio marcha atrás porque así se lo ordenó el narcogobernador a sabiendas de que no lanzaría loas ni flores a su gobierno empobrecedor y cómplice de delincuentes de altos vuelos. Por ejemplo, la manera como se mueve a sus anchas Manuel Muñoz Rocha, oficialmente muerto, es síntoma clarísimo de cuanto he llamado como el “cártel del Paraíso” cuyo fundador fue Amado Carrillo Fuentes más vivo que alguno de los funcionarios del régimen peñista.

No me importó no recibir, de manos tan sucias, el pretendido reconocimiento. Además, hace algunos años el entonces alcalde Arturo Elizondo, en plena plaza de Armas y con motivo de la Feria Internacional del Libro, me entregó una constancia que me acredita, honrosamente, como ciudadano distinguido de mi Tampico. La segunda edición no tenía otra relevancia que la simbólica. La verdad, sin caer en vanidades ociosas, ni siquiera cabía en mis paredes. Perdón por decirlo.

Torre Salinas no puede tener futuro político… a menos que el PRI quiera suicidarse en Tamaulipas con efebos, alcaldes protectores del narco y los criminales de distinta ralea en combinación con las autoridades de Victoria a las que asfixia Torre Cantú, el hermano desnaturalizado de Rodolfo, el mártir que cayó por efecto de la vendetta, acaso conocida por el tal egidio, unos días antes de las elecciones de 2010 que le ungirían como gobernador de acuerdo a las encuestas. Al final sólo votó el veinte por ciento de los empadronados sobre boletas que llevaban el nombre de Rodolfo y no el de egidio por lo cual éste es un caso antológico de la farsa electoral: fue designado luego de pronunciar una “conmovida” oración fúnebre sobre el túmulo de su fraterno, de su sangre. Y lo logró con el apoyo incondicional de Hernández Flores, quien ahora puede pastorearse por Tamaulipas, como su antecesor Yarrington, a sabiendas de los compromisos cupulares –no copulares aunque quizá los haya-.

Pequeños detalles exhiben las grandes afrentas contra la nación. ¡Pobre Tamaulipas mientras tolere a sus caciques! PARO NACIONAL. 14 DE OCTUBRE.

Debate

¿Cuántos ladrones andan sueltos a sabiendas de las autoridades federales y estatales? Este mes patrio, por ejemplo, asumirá la gubernatura de Campeche Alejandro Moreno Cárdenas, uno de los políticos que han usado los secretos de alcoba para escalar entre Roberto Madrazo Pintado, Juan Camilo Mouriño y Enrique Peña Nieto. Por tanto, saldrá de la gubernatura el impresentable Fernando Ortega Barnés, uno de los nueve que comenzaron a declinar con la elección de sus sucesores en junio pasado.

Hace unos días encontré al robusto Barnés, rodeado como nunca de custodios, en el aeropuerto capitalino y aceleró el paso al observarme; antes, en el avión que arribó procedente de Mérida, se cambió de lugar al descubrir que viajaría al lado de mi pequeño hijo Julián quien, como lo lleva dentro de él, reporteó el incidente y me lo hizo saber. A Ortega, “el Barnie de la política”, le abría paso su consejero Juan Sandoval cual si se tratase de un rey abdicado. Sandoval, por cierto, dio la pauta de la deplorable administración irguiéndose como distinguido miembro de la “cofradía de la mano caída” atrapado en flagrancia dentro de su oficina oficial.

Es el primer ladrón que saldrá en unos días más. Una semana para ser exactos. ¿Habrá justicia para los campechanos, los mexicanos todos, o el nuevo gobernador optara por la monserga de que “no debe hacerse leña del árbol caído”, pretexto toral para prolongar la impunidad? Falta poco para saberlo. Pero si de poda se trata “Barnie” debe ser puesto detrás de las rejas… y Sandoval llevado a la prisión de mujeres para que no lo dañen en la otra.

La Anécdota

El general Tomás Ángeles Dauahare me confió en su momento, esto es antes de entrar a prisión de la que salió semanas después del ascenso de peña a la Presidencia:

–Son ellos –los miembros de las agencias estadounidenses-, quienes fijan las rutas, los horarios y las garitas por donde deben pasar los cargamentos de drogas. Y luego desaparecen en cuanto entrar a territorio estadounidense.

¿Podrá con este paquete Claudita, la “muda”, Ruiz Massieu. Sinceramente, le queda e cargo de Canciller muy pero muy grande.