17 enero, 2021

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

INE: Danza de Dinero y Primer Examen Mensual

Primer Examen Mensual.

INE: Danza de Dinero.

Por Rafael Loret de Mola

El INE, convertido en Ministerio Público y policía a la vez, es la institución que más incumple los límites de sus funciones específicas, señalando multas a tutiplén, cuyo destino jamás se aclara porque tiene su propio y generoso presupuesto con altos sueldos para los consejeros además –éstos y los ministros de la Suprema Corte odian la iniciativa del próximo presidente para reducir salarios injustificados-, y con evidente inclinación hacia la vendetta, al estilo de las bandas criminales, y buena dosis de racismo, cuando menos en el principal de sus funcionarios, Lorenzo Córdova Vianello cuyo apellido –con “v”-, lo conecta con el nefasto Joseph-Marie Córdova Montoya, el siniestro operador de carlos salinas durante el trágico sexenio que culminó con olor y horror a los magnicidios.

El milagro de la cascada de votos en contra del establishment –no de hacerle caritas a Trumm, justificándolo, cabe aclarar-, posibilitó el derrumbe del PRI y también del PAN, convertidos en muerto viviente el primero y cenizas que solamente la intercesión de alguna deidad podría hacer que levantara el vuelo como el Ave Fénix. No creo en las leyendas míticas como tampoco en un régimen, el de peña, insistente en los chantajes soterrados en los cuatro meses que restan para el finiquito definitivo de su nefasta administración.

Por lo pronto, el INE, además de inventarse multas con documentación obtenida con la celeridad de la mejor policía del mundo –seguramente no sólo la de Hacienda-, para atrancar al presidente en cierne, dispara el dinero a los partidos como cartuchos envenenados, aclarando que el presupuesto para ellos será menor durante 2019 porque no es un año electoral en el entorno federal. Y dispone lo siguiente sobre las entregas:

A Morena le tocan, nada menos, mil 600 millones de pesos en vez de los 441 obtenidos en 2018.

Al PAN, por auténtica intervención divina, le entregarán 888 millones, veintiuno más que el curso anterior pese a su derrota notable.

Al PRI, el mayor de los fracasados, se le darán 837 millones en vez de los mil 100 que administró en este año convulso. 

Pese a ello, hay una enorme contradicción: si en 2019 se dará sólo la mitad de las prerrogativas, el PRI y el PAN salen ganando ostensiblemente: la mitad de mil 100 que usó el PRI en el ciclo anterior es 550 y no 837 que es lo que obtendrá; y el PAN, en la misma línea sólo debería obtener 433.5 millones de pesos y no 888. Las cuentas blandas nunca cuadran, aunque se hable de que los índices de depauperación del peso sirven para atemperar, con un alza importante y mayor a la tasa inflacionaria –el 4.5 por ciento anual-, la “pobreza” presupuestal de los partidos noqueados. 

La Anécdota

Un instituto repelente, que encubre fraudes y sólo cuando la elección es abrumadora cede, debe ser modificado de la cabeza a los pies; pero no sólo eso: es menester que se someta a proceso al actual presidente consejero del IE, Lorenzo Córdova, por su evidente parcialidad y la ausencia de transparencia en los fondos -incluyendo las multas onerosas- bajo su rectoría; y que tal circunstancia se extienda igualmente hacia Luis Carlos Ugalde Ramírez, responsable confeso –alegó que por presión presidencial, la del señor fox-, quien aceptó haber sido manipulado en el fraude comicial de 2006 por el cual usurpó la presidencia el alcohólico felipe calderón cuyo cinismo es tal que pretendió imponer a su “beata” Margarita como candidata presidencial; francamente, sólo los burros y mulas no lo entendieron. 
Ya es hora de una verdadera reforma electoral que sirva para terminar con la marchantería de los partidos y corifeos, conforme otra estructura devolviendo la esencia de los antiguos organismos políticos, por ejemplo la social democracia del PRI que dejó en el olvido las viejas banderas sociales de la posrevolución, aunque parezca tarde para un instituto sepultado en su propio mundo escatológico. Y lo mismo va para el PAN.

Las declaraciones de principios no son suficientes por cuanto a que no marcan diferencias ni ideológicas ni de prospectiva. Es necesario, para instalar una verdadera democracia, dar cabida a quienes respiran por la derecha y a cuantos batean por el centro -no es albur-, para que desterremos cualquier sueño autocrático del cual podríamos arrepentirnos más temprano que tarde. También los perdedores son mexicanos y entre éstos no caben, eso sí, los delincuentes.