25 octubre, 2020

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

Un clásico de la ciencia ficción. Un extraterrestre amistoso

Por Elizabeth Piña Hernández 

Un-clásico-de-la-ciencia-ficción-1¿Qué si una película nos hace recordar?, en esta ocasión podemos afirmar que sí. ¿Recuerdas la frase: “Mi casa, teléfono”? Pues ahora saben a qué me refiero a E.T. el extraterrestre. A casi 32 años de su estreno (1982) esta obra maestra no ha dejado de sorprendernos, que ya lo había hecho antes con un film anterior como fue “Encuentros en la tercera fase” (1997), dirigida por Steven Spielberg influenciado por la ciencia ficción de los años 50’s, donde muchas de estas pertenecían a la serie B. Si bien sabemos que este director es heredero del género, no nos sorprende que haya convertido a E.T. el extraterrestre en un clásico del cine. El misterio, la magia y fantasía nos envuelve en la extraordinaria aventura de unos niños y un adolescente que son amenazados por un extraterrestre que por error llego a la tierra y que se convertirá en su amigo.

Un-clásico-de-la-ciencia-ficción-2No obstante Steven Spielberg revoluciona los temas convencionales de guerras galácticas, el peligro nuclear, problemas sociales o políticos que tenían el fin de exterminar a la humanidad y apoderarse de ella y los reduce a una relación pura entre dos seres, de ahí que esta sea su película más personal. A pesar de la emoción de este drama, los efectos especiales el tema principal se centra en la amistad entre Elliot y E.T., aunque pertenecen a mundos completamente diferentes y distanciados por miles de kilómetros de años luz, existen muchas similitudes entre ambos. La conexión entre ellos permite ver el abandono de los padres, la inocencia y el deseo de recobrar un hogar, pues E. T. es un personaje externo que viene a transformar su vida por eso logra que los personajes crezcan y tomen su lugar en el mundo adulto.

Al reconocer a un director tan experimentado las referencias no terminan, por ejemplo la referencia a aquel el beso mítico de John Wayne y Maureen O’Hara (El Hombre tranquilo, John Ford, 1952) que E.T. transmite por telepatía a Elliot para que haga los propio con la chica que le gusta en la escena de disección de los sapos en la escuela. Otra referencia muy clara es la que hace a su amigo George Lucas, cuando en “Halloween” un niño del vecindario se cruza con E.T., Elliot y su hermano vestido de Yoda el famoso maestro Jedi de la saga de Star Wars.

La producción fue un éxito en taquilla y acaparó 9 nominaciones para los Óscar, entre ellas a mejor película y dirección para Steven Spielberg, así como guion, aunque terminó por imponerse en 4 categorías técnicas como la de mejor banda sonora por la inolvidable composición de John Williams. Te invito a que visites de nuevo este clásico de la cinematografía cuyo mensaje aún sigue vigente.