27 octubre, 2020

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

Editorial: Época de miel sobre hojuelas

Ya estamos en la época donde en la política todo es miel sobre hojuelas, ese momento en donde sólo se preocupan en demostrar quién trabajo más, quién hizo más obras durante este año, quién gestionó mayor cantidades de recursos, esos momento donde nunca se menciona, quién se robo más o quién no cumplió con compromisos.

Pero eso es lo de menos en esta temporada de informes gubernamentales, donde lo más importante es gastar el mayor recurso posible (o tal vez sólo sea para comprobar gastos), pero al final de cuentas, todos los gobiernos, ya sea federal, estatal o municipal, tiran la casa por la ventana en su Informe de Gobierno, y es que es el momento de llamar la atención, de autoridades superiores y de la misma población.

Se entiende que la difusión es parte fundamental de la política y no sólo de la política, sino de la misma sociedad, pero es posible que esta comunicación funcione mucho mejor sino se hace sólo una ves al año, en temporada del informe, es decir, si la difusión de todas la obras, gestiones y compromisos cumplidos de lo que se informará se les diera la suficiente difusión dentro de su población y comunidad día a día en los medios de comunicación, en el informe no sería necesario invertir mucho, ya que sólo sería una recopilación que las acciones realizadas a lo largo de la administración.

Pero al final de cuentas llegó la temporada de informar o en algunos casos de desinformar, pero la idea es echar toda la carne al asador, ya que no se trabajo para que la ciudadanía se enterará día a día de las acciones que realizan sus gobernantes.

Este caso, se puede observar principalmente en los gobiernos municipales, ya que existen municipios que durante todo el año no se difunde nada y pretenden que en un sólo día todos los medios de comunicación y toda la población los tome en cuenta, pero no se ponen a pensar que casi todos quieren hacer los mismo y llamar la atención al mismo tiempo.

Si todo el años trabajarán con los medios de comunicación de su región y constantemente informarán a la población y a sus superiores las acciones realizadas no sería necesario llamar tanto la atención el día del Informe de Gobierno, pero no se pretende cambiar lo que ya se convirtió en una tradición política, ahora sólo queda esperar si alguien es capaz de lograr que su informe de gobierno sobresalga ante los demás, o si seguirán “arriba” aquellos que han trabajando en su región con los medios de comunicación.

Sólo nos queda esperar y observar lo que sucede, mientras tanto a poner atención a lo que se informa y comprobar si es real lo que se esta diciendo, y esperemos que el próximo año exista un mejor trabajo con los medios de comunicación.

Por Christian González Murillo