22 octubre, 2020

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

Maya Doro y su “tesorera patito” están hundiendo Almoloya de Juárez

Ejercer una profesión sin que se cuente con la cédula respectiva, constituye una usurpación de funciones y un delito, eso es lo que esta cometiendo la encargada de despacho de tesorería en Almoloya de Juárez.

Por Raúl González Nova

Almoloya de Juárez, Estado de México.- El “pintoresco” edil de esta demarcación, Luis Maya Dor, aún cree en el “canto de las sirenas”, se imagina que le hablan al oído y le venden la grandiosa idea de meter gente que tienen un gran historial negro, como lo es la “tesorera patito”, Maria Rosa Quiroz Prado, quien ahora se desempeña como encargada de despacho de tesorería en el municipio.

Fracaso tras fracaso ha tenido este “pintoresco” edil, que no da una, no hay quien verdaderamente le ayude y los que en verdad le quieren ayudar los despide, la “súper inteligencia” y las erróneas políticas sobre lo que está realizando Maya Doro junto con su equipito y las obras fantasmas lo están hundiendo.

A esto hay que sumarle los problemas legales que tiene y en su momento todo saldrá a luz pública, porque este municipio no merece un edil mentiroso, calumniador y que amenaza a su gente con meterlos a la cárcel si no estás de acuerdo con él en sus ignorancias.

Luis Maya Doro, dejándose ir por el “canto de las sirenas”, impone a una “charlatana” en tesorería municipal que seguro estoy que no lo dejará nada bien con sus proveedores y los propios trabajadores de esta administración.

Este medio de comunicación tiene en su poder, diferentes documentos donde se demuestra las observaciones que le realizaron a María Rosa Quiroz Prado, actual encargada de despacho en la tesorería de Almoloya de Juárez y protegida del edil Maya Doro, cuando fungió como tesorera en el municipio vecino de Capulhuac, estas observaciones son del 2016 que fueron por un monto de 4 millones 511 mil 157 pesos, en el año 2017 fueron de 13 millones 830 mil 155 pesos, para cerrar en el 2018 fueron 10 millones 692 mil 145 pesos, aun con este historial lleno de anomalías, Luis Maya y su cuerpo edilicio quieren ponerla como tesorera en Almoloya de Juárez.

Esta actitud ha empezado a levantar sospechas entre la población, quienes no dudan que parte de los recursos municipales se estén “desviando” al bolsillo de la Tesorera Municipal, ya que en el tiempo que lleva al frente de dicho departamento y con su actitud para con los demás, únicamente ha demostrado ambición de poder y de dinero, pues para quienes la conocen es notorio cómo ha “mejorado” su nivel de vida, y no precisamente acorde a su salario como funcionaria de menor rango.

Dicen que la enfermedad de los ojos llamada miopía se corrige con tres soluciones; con el uso de lentes externos, el uso de lentes de contacto o con una cirugía oftalmológica; pero la miopía política no se cura y este es un claro ejemplo.

Pero regresando al punto que nos ocupa, el “pintoresco miope” presidente municipal de Almoloya de Juárez, seguirá dando de qué hablar con este tipo de enseñanzas por eso reitero la miopía política no se cura salvo usando los clásicos lentes de cuero que utilizan con perdón de ellos el ganado equino asnal.

Hasta hoy, se le sigue investigando a fondo para ver que otras tropelías cometió Maria Rosa Quiroz Prado, quien también presento un título patito donde según terminó la carrera de Contadora Publica, desconociendo su paradero, hasta el momento, no existe este título ni se sabe dónde o cómo lo consiguió, pero no cuenta con ningún registro avalado ante la Secretaría de Educación Pública a nombre de este personaje que abusó del poder.

Otra triste historia más de corrupción en este municipio tan abandonado por sus autoridades.

Pero qué tal si a cualquier ciudadano le encuentran en su cuenta bancaria unos “pesitos” de más o con esos tres milloncitos de pesos en efectivo en su casa o vehículo, inmediatamente le trasladan sin más ni más a un reclusorio de alta (in) seguridad.

Este es el documento que presentó María Rosa Quiroz Prado alias la “tesorera patito”.