24 febrero, 2021

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

Regidor-de-ornatoALMOLOYA DE JUÁREZ, MÉXICO.- La improductividad de los regidores en los municipios se ha incrementado, el pensar que solo por ir a tomarse la foto en los eventos y asistir a cabildo a levantar la mano se está desquitando un sueldo que la ciudadanía le paga, es un error en que muchos han caído; uno de estos caso se vive en Almoloya de Juárez, con el zángano panista, Cristiam Dávila Orozco, noveno regidor.

Este político azul, en sus más de 30 años no se había dedicado hacer política, si no es por su suegro, que lo invito a integrarse como regidor en la planilla que contendió en el 2012, al que ahora este pequeño bribón le muerde la mano que le ha dado de comer, pues recordemos que antes de ocupar el puesto que tiene- se dedicaba a cuidar un negocio del que también es dueño su suegro.

Cristiam Dávila es el encargado de la comisión del trasporte, encargo en el que no ha hecho absolutamente nada, y que en las calles se refleja, con la anarquía con las que algunos trasportistas se manejan; es de entenderse porque esta dirección está funcionando mal, ni director de trasporte ni regidor, hacen sus funciones, son comisiones desorganizadas, improductivas por colocar a gente sin la mínima vocación de servicio, y a la cual solo le gusta pavonearse y hacerse los interesantes, frente a una ciudadanía, la cual ya no es como antaño y se da cuenta de quien trabaja y quién no.

¿El presidente de la comisión del trasporte, a cuántas sesiones de trabajo ha convocado? ¿Qué iniciativas ha propuesto? ¿Cuántos reglamentos ha formulado y cuantos derogado? ¿Qué gestiones ha realizado? ¿Cuántos eventos ha realizado?

Porque recordemos que no solo tiene la comisión del trasporte, sino también la de reglamentación municipal, la cual ha dejado en el olvido y mientras en otros municipios los encargados de esta materia trabajan arduamente, ya que día con día, las reglas cambian y por ende se tienen que actualizar; aquí el regidor, solo goza al pensar que es un divo, y no lo merece la tierra que le da de comer, y la cual también le reclamara a su debido tiempo.