17 junio, 2021

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

Día Internacional de la Radio y la Televisión a favor de la Infancia

Por Yureli Cacho Carranza

México, DF. 11 de diciembre de 2015 (Agencia Informativa Conacyt).- A nivel mundial, México es el país donde los niños ven más televisión. Pequeños entre cuatro y doce años dedican a su programación favorita alrededor de cuatro horas y media diariamente, cifra que supera a Estados Unidos, Perú, Colombia, Italia, España, Francia y Alemania, según reporta el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) en su informe 2014 Estudios sobre oferta y consumo de programación para público infantil en radio, televisión radiodifundida y restringida.

Día Internacional de la Radio y la Televisión a favor de la Infancia
La investigación añade que entre las actividades que más disfrutan los niños, ver televisión en compañía de sus padres o hermanos se ubica entre las primeras cinco opciones y con los amigos ocupa las primeras diez.

Si bien actualmente las computadoras, dispositivos móviles o videojuegos también ocupan un lugar preponderante en la vida de los niños mexicanos, la televisión continúa encabezando la lista y se estima que tres de cada 10 niños mexicanos (30 por ciento) tienen televisor en su recámara, en tanto que solo tres por ciento cuenta con radio en la habitación, por lo que, de acuerdo con el reporte referido, la radio no constituye una representativa preferencia para los infantes.

Lo anterior es importante porque, conforme a los artículos 13 y 17 de la Convención sobre los Derechos del Niño, desde 1992 el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en ingles) determinó que cada segundo domingo de diciembre se celebre el Día Internacional de la Radio y la Televisión a favor de la Infancia, con la finalidad de garantizar el derecho de los menores de 18 años a la libertad de expresión oral, escrita, artística o demás formas, mediante la búsqueda, recibimiento y difusión de información general, considerando asimismo el que puedan expresarse en los medios de difusión masiva.

Regulación de los derechos infantiles en los medios

Día Internacional de la Radio y la Televisión a favor de la InfanciaEl artículo 223 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR) señala que la programación de la radio y televisión restringida o de paga debe propiciar, entre otros aspectos, la divulgación del conocimiento científico y tecnológico, además del mejoramiento de los sistemas educativos.

En tanto, considerando el derecho a la educación que establece la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el artículo 226 de la misma ley alude a que la programación televisiva infantil que se transmite de manera gratuita debe fortalecer los valores culturales, éticos y sociales; evitar contenidos que fomenten la violencia; favorecer el interés por el conocimiento científico, promover el respeto hacia personas con discapacidad; concienciar acerca del cuidado del medio ambiente y la salud; informar sobre la explotación infantil; orientar sobre los derechos de la infancia, etcétera.

Radiografía de la televisión infantil en México

El documento del IFT refiere que la televisión abierta, gratuita o radiodifundida es el medio con mayor penetración, 72 por ciento de los infantes que participaron en el estudio la ven y su tiempo de permanencia se incrementó 24 minutos de 2006 a 2014. No obstante, el contenido de los canales más vistos por los niños no está dirigido a ellos.

“Telenovelas, melodramas, películas, variedad y entretenimiento que en su mayoría muestran situaciones de violencia, maltrato, mentiras, engaños, traiciones, promiscuidad, corrupción, ambición, clasismo, discriminación, abuso sexual o adicciones, son los géneros a los que la audiencia infantil del país está más expuesta”, secunda la asociación civil A Favor de lo Mejor (AFM) en su Primer Informe por los Derechos de la Audiencia Infantil, cuyo periodo de observación comprendió febrero, marzo y abril de 2015.

Metodología del informe del IFT
Los datos sobre hábitos televisivos se fundamentan en seis mil entrevistas personales, realizadas en hogares aleatorios de la ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, a pueriles de entre 6 y 12 años, durante julio de 2013 a junio de 2014, información obtenida del Estudio General de Medios Kids realizado por la empresa especializada en investigación de medios y mercado, Ipsos Bimsa. Igualmente el IFT consideró las bases de datos de la compañía Nielsen IBOPE (siglas del Instituto Brasileño de Opinión Pública y Estadística) sobre infantes de 4 a 12 años, obtenidas en 28 ciudades de México, de enero de 2006 a diciembre de 2014.

El IFT reporta que de 15 canales analizados, solamente en el 11, 22 y 34 de la ciudad de México, 7 de Guadalajara y 28 de Monterrey, es donde se observa un mayor esfuerzo por incluir barras programáticas educativas para el público infantil. AFM añade que, a nivel nacional, solo 13 por ciento de la programación en televisión abierta es para infantes, mientras que 59 por ciento de las transmisiones a las que tienen acceso los pequeños no difunde la temática estipulada en la LFTR.

El análisis del IFT expone que las caricaturas constituyen 74 por ciento de la programación infantil y que, a excepción de una, el resto son de origen internacional. Asimismo, en las televisoras privadas nueve de cada 10 programas infantiles son extranjeros y en las públicas siete de cada 10, lo que da preponderancia a estilos de vida y valores distintos a los nacionales con los que los niños mexicanos no se identifican.

Respecto a la televisión restringida o de paga, aun cuando hay por lo menos 10 canales para “niños”, sus emisiones incluyen programas para adolescentes e igualmente la generalidad de las producciones son de otros países, tan solo se detectaron cuatro programas nacionales en los 10 canales analizados. El tiempo destinado a ver canales de televisión restringida incrementó 40 minutos en 2014, en comparación con lo registrado en 2006, reseña la compilación de datos del IFT.

Radio

En contraste con la televisión, la oferta y escucha de la radio es escasa en la niñez mexicana. El esfuerzo de las pocas producciones infantiles se diluye dentro de las 400 estaciones de AM y 1273 de FM que actualmente operan en el país. La firma especializada en mediciones de audiencias, INRA, reporta tres por ciento de programación infantil, en comparación con 15 por ciento registrado en televisión.

Población infantil en México
Para 2015, el Consejo Nacional de Población (Conapo) calculó la existencia de 28 millones 994 mil 977 personas de 0 a 12 años en todo el país. Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) estima que de cada 10 habitantes del país, tres son infantes. El Censo de Población y Vivienda 2010 contabilizó 32.5 millones de niños de 0 a 14 años, lo que representa 28.9 por ciento de la población total.

Al igual que ocurre con la televisión, lo que más escuchan los niños de ocho a 12 años son programas que no están pensados en ellos, como musicales o de revista. El nivel de presencia en la radio es menor a cuatro por ciento, según encuestas presenciales realizadas por INRA a niños de ocho a 12 años en la ciudad de México, Guadalajara y Monterrey durante julio de 2012 a agosto de 2014.

Conforme al IFT, de los 45 programas con mayor audiencia de público infantil, únicamente dos son propios para este segmento poblacional: Niñonautas de Exa FM en el Distrito Federal y El Planeta de los Niños de Radio Planeta, en Guadalajara.

Sin embargo, aunque con menor audiencia, Radio Educación, el Instituto Mexicano de la Radio (IMER), el gobierno del Distrito Federal y algunas estaciones regionales en la república cumplen la función de difundir el tipo de contenidos (científicos, educativos, sociales, culturales…) aplicables a la LFTR y, sobre todo, tal como lo demanda el Día Internacional de la Radio y la Televisión a favor de la Infancia, en algunos sí se da voz a los niños para que sean ellos quienes se expresen, teniendo además la ventaja de ser producciones nacionales, lo que casi no ocurre con la televisión.

Queda un gran campo de acción abierto para que comunicólogos, educadores y demás profesionales interesados ideen y desarrollen programas televisivos o radiofónicos nacionales atractivos para los diferentes segmentos del público infantil con la temática que demanda la LFTR porque, aunque suene trillado, los niños son el futuro de México.