30 octubre, 2020

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

Desalojados hace tres años, aún piden reubicación

Agencia MVT

TEXCOCO, México, 6 de Marzo.- Después de tres años de haber sido desalojados de sus hogares, grupos de familias esperan a ser reubicadas por la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), ya que supuestamente estas se encontraban viviendo en una reserva ecológica federal, sin embargo, esta les fue vendida por el Consorcio Inmobiliario Hidalgo y Carrizo, en un ejido de Chimalhuacán.

Mil 098 familias que fueron desalojadas se quedaron a vivir en casas que construyeron con láminas de cartón en una franja del ejido de Chimalhuacán, en espera de que sean escuchadas por el gobierno federal.

El terreno de Pimiango en Santiago Cuautlalpan que fue donado por el ex gobernador del Estado de México Enrique Peña Nieto para la reubicación, fue invadido por la organización priista Antorcha Campesina, vendiendo las tierras a sus agremiados.

“Queremos que nos recuperen nuestras casas, porque fuimos compradores, no invadimos ni despojamos a nadie, y ellos sí nos despojaron de nuestros hogares” señalaron los vecinos en una asamblea pública que organizaron para diversos medios de comunicación.

Desde el 26 de abril del 2012, fecha en que fueron desalojados, el grupo de vecinos se plantó en un campamento en la cercanía para exigir la devolución de sus casas, desde entonces iniciaron una lucha con manifestaciones y mesas de trabajo en las diferentes oficinas de la CONAGUA, así como de la secretaría de Gobernación y del gobierno del Estado de México.

Teresa Canchola Villanueva, es una de las integrantes de la mesa de trabajo de los colonos, denominada Asociación Hidalgo y Carrizo, quien dijo que el 13 de octubre del 2013, hicieron entrega de la documentación que los acreditaba como dueños y compradores de predios en la zona de Hidalgo y Carrizo.

Y que el 28 de Agosto del 2014, por órdenes del presidente de México Enrique Peña Nieto, se reconoció que hubo exceso en el desalojo, por lo que se giraron instrucciones al director de la CONAGUA David Korenfeld, para que en un plazo de 39 días diera solución a la problemática de los vecinos.

El titular de la CONAGUA, encargó la resolución del problema a Óscar Pimentel, para que se diera la solución en los 30 días establecidos, “pero han pasado más de siete meses y no hay solución” señalaron los vecinos.

Ante la falta de respuesta de las autoridades, los colonos anunciaron la realización de una marcha y plantón a la secretaría de Gobernación, para exigir una solución que les permita recuperar las casas que la madrugada del 26 de abril del 2012 les fueron arrebatadas.