18 junio, 2021

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

Terrible suceso en Veracruz (crónica de todo lo sucedido)

Cuando parecía que todo sería un viernes botanero más de futbol, según dicen los de Veracruz, el festejo de Gignac fue lo que desencadenó todo.

Al minuto 60 empezó todo, cuando Reinoso y Gignac se cruzaron cerca de la banca y empezaron a discutir, pero todo se calmó con un beso del francés en la frente del Maetro.

Al minuto 65, Tigres anotó el primer gol del partido, Gignac lo metió de cabeza pero el problema comenzó a hacerse más grande. Acusaron de que fue a decirle algo a la porra de Veracruz.

 

Al 76′, Tigres metió el segundo gol pero el problema esta vez fue entre Leobardo López y Ángel Reyna que se echaban culpas por la anotación.

El problema grave empezó cuando los Libres y Lokos de Tigres que habían hecho el viaje comenzaron a meterse con las familias que estaban cerca de su zona, incluso la barra de Veracruz dijo que por eso empezó el problema. En ese momento la porra de los locales corrió desde la otra cabecera para enfrentar golpear a los visitantes.

Después de eso, Gignac y el Tuca fueron a intentar calmar los ánimos y hasta le gritonearon y empujaron a un policía. Además el Tuca se volvió más loco y amenazó a la afición de Veracruz diciendo que cuando fueran a Nuevo León iban a ver.

En su camino de regreso hacia el vestidor, el utilero del Veracruz se cruzó con Gignac y le gritó que el había empezado el problema. Advíncula salió a la defensa del francés y encaró al trabajador de los Tiburones y el francés le repitió que era una vergüenza lo que estaba diciendo.

El utilero le recordó que en el gol fue a gritarle a la porra, pero Gignac le dejó claro que había ido a ver a su primo que estaba en la tribuna.


Después de su enfrentamiento con el utilero, Gignac se fue hacia el vestidor pero comenzó a gritar que le deseaba a Veracruz que se fuera a segunda.

Cuando los Tigres se iban al vestidor, Dueñas recibió un botellazo que alcanzó a detener con su mano pero no se salvó de una lesión, Espericueta subió a su cuenta la foto de su compañero.


Además Gignac se encargó de publicar un tuit con las pruebas de que su primo sí estaba en la tribuna y en la zona a donde fue a festejar para callar los rumores que decían que había ido a gritarle a la porra. En una de esas no le entendieron porque gritó en francés y pensaron que fue una grosería.

Finalmente, las conferencias de prensa de los equipos se cancelaron y los Tigres salieron sin decir una sola palabra.

 

Después de todo lo sucedido un sitio de noticias de Tampico, Tamaulipas difundió un video donde se observa a un sujeto consumiendo lo que parece ser cocaína en estadio Luis Pirata Funte en Veracruz.

Después de todo no importa quien inicio la gresca o no, simplemente estas acciones no se pueden permitir en un deporte que es 100% familiar.

Las autoridades de Veracruz aún no han presentando a alguna persona detenida después de todos lo sucedido.