1 diciembre, 2020

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

Superficial

Por Claudia Cruz

Claudia Cruz “La mujer que escribe desde el corazón”

Hay cosas que no se pueden planear, programar o prevenir y estas son las circunstancias en nuestra vida.

Es curioso cómo nos es difícil aceptar esta realidad y siempre queremos controlar los pasos que damos y asegurar los resultados, esto invariablemente nos va a provocar frustración e inseguridad, porque las cosas no van a resultar exactamente como pensamos o queremos que ocurran y que fortuna que no sea así, tan solo imaginemos que aburrida sería nuestra vida ¿Cuál sería la diferencia entre un robot y nosotros? Se perderían las sorpresas, la espontaneidad, la incertidumbre…. etc, en fin nos llenaríamos de superficialidad y nos alimentaríamos de vacíos existenciales.

¿Qué pasaría con el amor, la amistad, el compañerismo, la hermandad, la colaboración y solidaridad? 

En fin ¿Qué pasaría con todos esos sentimientos y emociones que nos hacen ser quienes somos, únicos e irrepetibles? 

Lo único válido es el intento por mejorar nuestras vidas todos los días, de esa forma tal vez nos acercáremos más a lo que proyectamos, los resultados pueden o no ser los que esperamos , pueden ser mejores o peores ¿ Pero de no ser así cual sería la lección para aprender? 

¿Realmente sentaríamos los momentos felices?

Aprendamos a vivir con emoción, con entusiasmo, recibamos con valor los retos que se nos presenten y no perdamos el entusiasmo por vivir.

Vida solo tenemos una y se nos puede ir sin disfrutarla si dejamos de verla en su esencia y nos perdemos en la superficie.

Tal vez esa sea la diferencia que marque tener una vida real o vivir en una mundo que queremos construir y forzar para nosotros de juguete.