14 junio, 2021

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

El futuro de la medicina tradicional maya

Por Marytere Narváez

Mérida, Yucatán. (Agencia Informativa Conacyt).- En el marco de la Reunión Internacional de miembros del programa Traditional Medicine in the Island (Tramil), realizado en el Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), que forma parte del Sistema de Centros Públicos de Investigación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), coincidieron dos perspectivas en el esfuerzo por recuperar la medicina tradicional maya.

El-futuro-de-la-medicina-tradicional-maya-2

Desde el sector público, Eduardo Batllori Sampedro, representante de la Secretaría de Desarrollo y Medio Ambiente del gobierno del estado de Yucatán (Seduma), señaló en entrevista la iniciativa en colaboración con el Centro de Investigación Científica de Yucatán para establecer un banco de germoplasma de la herbolaria maya en un área de reserva de mil 300 hectáreas que pueda generar estrategias, financiamientos y formas de administración que permitan cuidar las plantas medicinales, reproducirlas, mantenerlas, así como ser un sitio en el que se realice investigación científica y desarrollo tecnológico.

El programa de manejo se realiza por el CICY a partir de los trabajos en investigación realizados en herbolaria maya y medicina tradicional, y a nivel estatal se han generado acuerdos con el Instituto para el Desarrollo de la Cultura Maya (Indemaya) y la Secretaría de Salud del gobierno del estado de Yucatán. 

“Hay una agrobiodiversidad muy importante utilizada por las comunidades mayas, de hecho los lugares mejor conservados son aquellos en donde todavía la presencia de los pueblos originarios es importante, no solo en Yucatán sino en toda la república mexicana;  el manejo de la biodiversidad es un aspecto fundamental de estos pueblos, la conservación y la utilización y la relación tan intrínseca que tienen con este medio natural hace que sean de manera natural los protectores y los principales conservacionistas de esta zona”, comentó el funcionario.

Por un lado, hay afectaciones a derechos humanos de las comunidades originarias y, por otro, se promueve la pérdida de una biodiversidad sobresaliente. “Esto es un tema que debe trabajarse en diferentes niveles y que requiere trabajo interdisciplinario que involucre antropólogos, economistas, biólogos y médicos, en colaboración con la federación y con diferentes instituciones para ver de qué manera podemos tener una relación que permita un desarrollo integral de las comunidades a través de su conocimiento tradicional”, comentó Batllori Sampedro.

Medicina tradicional maya

El-futuro-de-la-medicina-tradicional-maya-1José Luis Hernández Marín, médico cirujano, partero y fundador de la Escuela Abierta de Salud Universalus en la ciudad de Cancún, Quintana Roo, fue invitado por los miembros de Tramil para integrarse al grupo y para realizar una presentación sobre sus experiencias aprendidas en el uso de la medicina tradicional maya.

“Como médico y como educador en la Escuela Abierta de Salud, combinamos el trabajo curativo con el trabajo educativo mediante la medicina integrativa, con la cual trabajamos elementos de medicinas tradicionales maya, china y medicinas llamadas alternativas como el biomagnetismo, la quelación y medicinas complementarias como el ozono”, comentó Hernández Marín.

Dentro de la medicina integrativa el médico considera la medicina maya en la que se encuentran elementos útiles tanto en las plantas medicinales como en los animales, los minerales y los trabajadores mayas de salud.

La tradición de la medicina maya no cuenta con libros, tratados o manuales ya que los textos mayas fueron destruidos durante la conquista española, motivo por el cual queda una medicina maya popular que vive principalmente en las comunidades. Hernández Marín ha aprendido a través del contacto directo con pacientes en la ciudad de Cancún.

“En Cancún hay muchos mayas en todos los niveles, pero sobre todo la gente trabajadora de la construcción, del servicio doméstico que llegaban a consulta y yo trataba de entender, de conocer cómo concebían ellos la enfermedad, a quién acudían, qué tomaban, qué creían, para conocer qué hacen cuando tienen problemas de salud; además de acudir a las personas que se dedican tiempo completo a investigar la medicina maya desde las ciencias sociales, antropólogos, sociólogos, historiadores y creo que soy de los pocos médicos que como médico me intereso por estos temas”, agregó Hernández Marín.

Después de 25 años trabajando en la ciudad de Cancún, la Escuela Abierta de Salud trabaja en la difusión y promoción de la salud con grupos organizados, instituciones y universidades que solicitan capacitación en alguno de los temas aprendidos en la tradición maya.

Jarabe de cebolla, receta tradicional proporcionada por el doctor José Luis Hernández Marín

• Picar una cebolla blanca o morada de tamaño mediano. Agregar dos cucharadas de miel o de azúcar moreno. La cebolla se hidrata y con su jugo se forma el jarabe.

• En 15 minutos se puede tener la primera cucharada.

• Uso: tos seca de la garganta, tos húmeda del pecho.

• Tratamiento para bronquitis crónica: agregar tres ajos picados al jarabe.