19 septiembre, 2020

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

Política en Tacones: La Ley que gobierna a la información

Por: Ángel Omar Barbosa

Ya es un hecho. La ley en telecomunicaciones es una realidad y comenzará a mostrar sus efectos a partir de enero del próximo año. Posiblemente la izquierda seguirá combatiendo esta ley para que sea revocada, pero el pasado y la experiencia nos ha demostrado que será difícil lograrlo. Rostros muy identificados como el de Javier corral se ha pronunciado abiertamente en contra de la ley.

Para quienes apoyan este nuevo cambio podrán defender a capa y espada la idea de que en telefonía móvil y fija los costos se reducirán y podremos redefinir el concepto de comunicación a distancia. De acuerdo con los nuevos lineamientos desaparecerá la larga distancia tanto en línea fija como en telefonía móvil, lo que significa que todo el territorio mexicano será área local. Por otro lado, el costo para pedir el saldo de tu cuenta de celular desaparecerá de igual modo, así que ya no es necesario hacer una recarga para saber cuánto saldo tienes.

Claro que esto es un gran avance y un descanso par a los bolsillos, de acuerdo con Gobernación estos cambios proponen un ahorro en promedio de pesos al mes lo que se convierte en 2 mil 160 en promedio. Suficiente para dos meses de gasolina (tal vez menos). Sin embargo, este avance costó caro al más grande de las telecomunicaciones en México; Carlos Silm. De acuerdo con Reporte Índigo la compañía que lidera el gánate mexicano en esta materia, América Móvil, ha perdido 17 mmdd en valor de mercado. Ahora con reciente ley aprobada su compañía se ha convertido en un agente preponderante en materia de comunicación en telefonía. Esto significa que al sostener más del 50% del servicio a nivel nacional en teléfonos deberá pagar ‘cuota por abusivo’.

Esto ha hecho que el empresario haya tomado medidas drásticas, ahora está en el mercado de la venta de acciones para evitar este recargo. Recargo que, por mucho, algunos ya habíamos pagado desde hace mucho. Se podría llamar justicia divina o karma pero es por obvias razones que algunos dirán ‘ya era hora’. Todo esto parece ser muy favorable para nosotros como usuarios quienes a veces parecen ser muy tercos, pues a pesar de que las fallas en su servicio de telefonía y los altos costos que pagan no dejan de ser consumidores activos de Telcel e incluso lo defienden diciendo que como todos su contactos usan la misma compañía, ‘para qué me cambio’.

Todo esto suena tan utópico si no es que existiera el lado B. La ley en telecomunicaciones se muestra además muy favorable a Televisa de acuerdo con el senador Javier Corral quien se ha mostrada desde un principio en contra de esta ley. Para él y muchos opositores la han llamado la nueva Ley Televisa-Peña, pues en ella el más afectado es el empresario Slim mientras que Televisa, quien a todas luces es preponderante en televisión abierta y restringida, solo se le ha llamado preponderante en radio.

De acuerdo con el senador “le damos la bienvenida a la eliminación de la larga distancia, pero qué pobreza que ahí se queden los que justifican su voto a favor de la reforma. Tenemos que informar a las personas, a los colectivos, a los periodistas, de los contenidos reales de la ley. Necesitamos decir las consecuencias que esta ley tiene para las audiencias, por las ausencias y contradicciones, para poder impulsar y arropar acciones legales y para exigir a los legisladores, que dicen que no tienen duda de la constitucionalidad, que si están tan seguros que nos den su firma”

Estamos frente a una reforma que se muestra a favor de nuestros bolsillos y eso nadie lo niega, pero ello al mismo tiempo parece ser una cortina de humo, una distracción para no mirar lo que la ley está por hacer en la televisión; un monopolio que aún no tiene fecha de caducidad. Una empresa que domina la el entretenimiento en la tv y que no parece tener signos de inteligencia vital. Gracias a todo esto no me sorprende el nivel de indiferencia y conformidad que existe en el país. ¿De verdad la gente pide mierda como para que Ascárraga les dé la mierda que piden?