20 septiembre, 2020

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

Durante el periodo de aislamiento la CODHEM ha recibido 46 quejas por violación a los Derechos Humanos

Toluca, Estado de México.- A través de sus diez visitadurías generales, del 8 al 20 de abril, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem) ha recibido 46 quejas relacionadas con la contingencia por el COVID-19, siete por vulneración a derechos del personal de salud y una más contra el sistema penitenciario; asimismo, se iniciaron 12 quejas por violencia familiar.

De acuerdo con el reporte de la Primera Visitaduría General, los Ayuntamientos concentran la cantidad de 20 quejas; se recibieron siete relacionadas con el Instituto de Salud del Estado de México; seis con la Fiscalía General de Justicia estatal; cinco para la Secretaría de Seguridad, dos más para la Secretaría de Educación del Estado de México, y el resto con autoridades de otras seis dependencias.

Respecto a las quejas por afectación a los derechos del personal médico y de enfermería en distintos hospitales de la entidad, la Codhem inició investigaciones por denuncia de falta de equipo para la protección de profesionales de la salud y por la insuficiencia de insumos necesarios para atender a las personas con síntomas del COVID-19.

Asimismo, se llevó a cabo la solicitud de medidas inmediatas para proteger el derecho a la salud de personas trabajadoras de distintas dependencias que por pertenecer a grupos vulnerables (mayores de 60 años, con enfermedades crónico-degenerativas, embarazadas o madres de menores de 12 años) estaban siendo obligadas a seguir asistiendo a los centros de trabajo.Durante este periodo, también se iniciaron 12 quejas por violencia de género en el ámbito familiar, por la presunta vulneración a los derechos a la igualdad y al trato digno, a la integridad y la seguridad personal, al trabajo, a la legalidad y la seguridad jurídica; por lo que el organismo defensor a través de sus distintas visitadurías da seguimiento a las agresiones que han sufrido las mujeres durante el periodo de confinamiento doméstico.