Toluca, el ring de Autos vs Bicicletas

Por: Gustavo Moreno Jaimes

Toluca,-el-ring-de-Autos-vs-BicicletasDía a día, debes estar atento a los diferentes peligros que nos muestra la “selvática” ciudad, cruces peligrosos, carreteras de alta velocidad, tráfico imparable, peatones descuidados, baches olímpicos, puestos ambulantes, pero al donde más cuidado y atención se debe poner, es a automovilistas y camioneros que piensan que son dueños de la ciudad, (Sólo recordar que existe una pirámide de prioridad, donde los automóviles y transporte público están hasta abajo) así, en Toluca y casi todas las ciudades de México, andar en bicicleta es casi una aventura extrema, pues no existe aún una cultura respecto a este transporte ecológico, saludable y muy rentable.

Aunque hay que reconocer que en algunos lugares de México, se empiezan a crear zonas que están adaptando para el servicio de las bicicletas, en Toluca se realizó, pero ha sido un servicio fallido, que no ha generado nada positivo, la ciclo pista ubicada cerca del parque Vicente Guerrero, no fue bien pensada y se ve que todos los automóviles y autobuses del centro de la ciudad y zonas cercanas, no respetan a los ciclistas y peor aún hay peatones que son groseros con las personas que a diario utilizan este transporte.

Esto se debe a que día con día, más personas están intentando usar con más frecuencia la bicicleta, algunos por necesidad, otros por salud y uno que otro por moda o estar en la onda de “los chavos”, esto ha mejorado considerablemente en nuestra ciudad “La Bella”, pero la cultura de tránsito aún no se ve aplicada, como pretendió que se realizara, la presidenta municipal de Toluca, Martha Hilda González Calderón, (Si no, vayan a preguntar cuántos accidentes y muertos ha habido a causa de automovilistas y micro buseros a ciclistas y peatones).

Tomemos como ejemplo a países como Francia, Inglaterra, Colombia, entre otras, que han puesto más importancia en este transporte, como instancia para lograr un mejor tránsito, en medida para el medio ambiente, la limpieza misma de las calles, fomentar el ejercicio saludable, pues la gente ya no se preocupa por esto. Si lo analizamos detenidamente, muchas veces las pláticas en las ciudades, derivan en cuánto tráfico había, cuánto se tardaron en llegar a su destino, las cuotas elevadas del transporte público, el accidente automovilístico que se dio en tal lugar, a consecuencia de todo esto, las ciudades están generando un malestar social con el exceso de automóviles y en Toluca, el exceso de transporte público. ¿Han notado que hay camiones que van con un solo pasajero en la calle de Morelos? Sin duda es porque existe una mala planeación urbana por parte del Gobierno del Estado de México, que reside principalmente en que existen intereses personales, tanto del sindicato del transporte público como del mismo gobierno y que no existe una preocupación hacia el pueblo. ¿O son necesarias tantas líneas de transporte público? Y qué decir del pésimo y caro servicio, tanto en taxis como en camiones, ¿Por qué no buscar otras alternativas de transporte público?

Tomemos como ejemplo, cuál era el fin de un automóvil, este lo que pretendía era acortar las distancias y ahorrar tiempo en el traslado, ¿Qué pasa en la actualidad? Se gastan más de dos horas al día estando en algún automóvil o transporte público, en ocasiones estamos resignados a estar a una velocidad de 15 kilómetros por hora en la ciudad y también, a todo esto, agreguémosle el gasto de gasolina (También los gasolinazos), en resumen, la llegada del automóvil, cambió la estructura de las ciudades y del hombre en si, agilizando el transporte no sólo de personas, sino también de mercancía o bienes comerciales, pero lamentablemente en México, no nos hemos podido adaptar a este sistema, de forma en que sea eficiente, esto se debe, como lo mencionaba anteriormente, a que no existe planeación urbana, en México vemos que hay mucha construcción de obras en beneficio del transporte, pero que después destruyen, para crear otras, o que la misma construcción, afecta a otras vías de transporte (En el Estado de México casi no pasa eso) tal es el caso de Toluca con sus puentes automovilísticos en Tollocan, que repercutieron en el tráfico de las Torres y así por siempre y a la eternidad pasará esto ¿Otro ejemplo? , en el centro de Toluca, se ampliaron las banquetas y redujeron los carriles para el transporte generando más tráfico del que ya había, y después de esto, le agregamos más autobuses y taxis para que se haga un verdadero “desmadre” suena ilógico, pero señores, así pasa en Toluca, si no lo cree, véngase un día a las 2:30 de la tarde y vea el caos vial que pasa en una ciudad que de cierta manera es pequeña (Gracias a esto, somos la segunda ciudad más contaminada de México y eso que somos “pequeños”) es decir, estamos usando de manera incorrecta los espacios públicos, si no pregúntenle a los “Godínez”, que están todo el día encerrados en su oficina y no basta con eso, después a encerrarse en su automóvil.

A parte de todo esto, consideremos las consecuencias que tiene esto en nuestra salud, en diferentes países se ha hecho mano de estudios para ver cómo funciona la ciudad sin automóviles y los resultados son drásticos, pues disminuyó notablemente la emisión de monóxido de carbono de manera directa, así como la reducción de ozono que afecta directamente en nuestro sistema, la presión sonora y ruido que se emite por el claxon o el ruido de motor.

A estas alturas, Toluca merece un transporte público, más eficaz y rentable y buscar otras opciones que beneficien, no sólo a los usuarios, sino a la ciudad misma. El Distrito Federal ya ha tomado cartas en el asunto, ¿Por qué Toluca no?

En el mundo, se has fijado la meta de usar nuevas alternativas, que van desde políticas de pro- ciclismo hasta una nueva cultura implantada en los niños, a través de la escuela, donde se resalta el uso de la bicicleta y los beneficios que ésta trae, en Inglaterra por ejemplo, existen ya, carreteras exclusivamente para bicicletas, que conectan a la ciudad con los suburbios, en Francia existen bonos monetarios por parte de las empresas públicas y privadas, para todos los trabajadores que lleguen en bicicleta a su trabajo.

Esta acción tiene por nombre “Copenhaguenizar” y es la práctica en el desarrollo de vías, rutas y todo tipo de programas que genere un cambio para el uso de la bicicleta en las grandes ciudades del mundo.

Este tema no debe ser ajeno a nosotros, al ser un tema de países de primer mundo, pues el uso de la bicicleta genera cambios positivos en el medio ambiente y en la salud, países como Colombia, Senegal, Sudáfrica, entre otros, también están efectuando estas políticas de alternativas de transporte.

México no se puede quedar atrás, como les mencionaba, el D.F. ha sido participe de esto, recordemos que en el gobierno de Marcelo Ebrad obtuvo un premio como ciudad que usa otras alternativas de transporte, rentables y ecológica, el programa “Ecobici” y que ha mostrado interés por parte de los ciudadanos, Guadalajara también se ha sumado a estos nuevos programas.

En Toluca, la fundación Tláloc, también está generando un cambio en este sistema que ayuda a los ciudadanos y genera cuna cultura nueva y positiva, mediante paseos nocturnos, los días miércoles y de igual forma los domingos, en un ambiente familiar, aún falta mucho, pero se están logrando muchas cosas.

Así, haciendo hincapié al Ayuntamiento a formar parte de esto, pues la ciclo pista que se realizó en la ciudad de Toluca, no tiene mucho sentido si no existe un seguimiento respecto a ésta, no sólo es cuestión de hacer las obras y ya, hay que asegurar que exista seguridad en las personas que usan este transporte, no sólo en la ciclo pista, sino en toda la ciudad, pues es lamentable que aún haya accidentes a causa de automóviles y autobuses sobre personas que se encontraban usando una bicicleta, recordemos que existe una pirámide donde se destaca a quién se le debe dar más prioridad de paso en el sistema de tránsito, en donde en primer lugar se encuentran los peatones, en segundo lugar, ciclistas, tercer lugar, el transporte de carga, en cuarto lugar, el transporte público y en quinto lugar, automóviles particulares. (Es curioso que todo es al revés en México).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.