20 junio, 2021

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

Finlandia, evoluciona en cuestión de política pública

Por qué los bebés en Finlandia duermen en cajas de cartón

Durante 75 años, las mujeres embarazadas en Finlandia han recibido cajas de cartón del Estado, que incluye un paquete inicial de ropa, sábanas y juguetes que a su vez puede ser usado como camita, política que ha ayudado a que el país nórdico sea una de las naciones con menor tasa de mortalidad infantil en el mundo.

  • En los años 30, el país nórdico era muy pobre y la mortalidad infantil era alta, con 65 muertes por cada 1,000 nacimientos.

Se trata de una tradición que data de la década de los años 30 y consiste en dar a todos los niños finlandeses, sin importar su condición social, un comienzo de vida equitativo, el paquete de maternidad es un regalo del gobierno que está disponible para todas las mujeres que esperan un bebé.

Contiene algunos juguetes, sacos de dormir, ropa para el aire libre, productos para el baño, así como pañales y un colchón pequeño.

Con el colchón en el fondo, la caja se convierte en la primera cama del bebé permitiéndoles tener su primera siesta dentro de la seguridad que brindan las paredes de cartón.

Las madres pueden escoger entre tomar la caja o recibir efectivo, el equivalente a US$214, pero según cifras oficiales, el 95% opta por la caja, pues su valor es mucho mayor.

Esta tradición nació en 1938 y al principio era sólo para familias de bajos recursos, algo que cambió en 1949. En los años 30, el país nórdico era muy pobre y la mortalidad infantil era alta, con 65 muertes por cada 1,000 nacimientos, razón que motivó a los legisladores para implementar esta política.

De acuerdo con Heidi Liesivesi, representante de la institución de seguridad social finlandesa, “Con 75 años, la caja está ahora institucionalizada en Finlandia como la transición hacia la maternidad, algo que une a varias generaciones de mujeres, la nueva legislación ofrece a las futuras madres visitar a un médico y una clínica pública prenatal antes de los cuatro meses de embarazo, además del beneficio de la caja”.

“Los bebés solían dormir en la misma cama que sus padres y se recomendó dejar de hacerlo”, explica Panu Pulma, profesor de historia finlandesa y nórdica en la Universidad de Helsinki. “Incluir la caja como cama significó que la gente empezó a dejar que sus bebés durmieran aparte”.

El contenido de la caja ha cambiado con el paso de los años.

Durante las décadas del 30 y del 40, tenían telas porque las madres estaban acostumbradas a confeccionar ropa de bebés. Pero durante la Segunda Guerra Mundial, el algodón y los tejidos eran requeridos por el Ministerio de Defensa, así que en las cajas había sábanas de papel y un cobertor de tela.

Caja de 1953

1938: dos tercios de las mujeres que dieron a luz ese año fueron candidatas al subsidio en efectivo, la caja de maternidad o una mezcla de las dos. Desde el principio el paquete podía ser usado como una cuna en hogares más pobres, donde las condiciones higiénicas no eran las más apropiadas para el bebé.

1940: a pesar de la escasez en tiempos de guerra, el programa continuó cuando muchos finlandeses perdieron sus casas en los bombardeos y evacuaciones.

1942-6: El papel remplazó a la tela en artículos como envolturas de pañales y sábana para la madre.

1949: El paquete es ofrecido a todas las madres en Finlandia, siempre y cuando se hicieran controles de salud prenatal (el paquete de la foto de arriba es de 1953).

1957: Las telas y material para coser fueron remplazados por prendas ya confeccionadas.

1969: Se añaden pañales desechables al paquete.

1970: Con más mujeres trabajando, las ropas blancas se sustituyen por algodones elásticos y fáciles de lavar.

2006: Se reintroducen los pañales de tela y se retira el biberón para fomentar la lactancia materna.

En los años 50 hubo un incremento de la ropa fabricada, y en los 60 y 70 la indumentaria incorporó nuevas telas elásticas.

Sin desechables ni biberones

El saco de dormir apareció en 1968 y al año siguiente hubo pañales desechables por primera vez. Pero no por mucho tiempo, pues con la llegada del nuevo siglo, retiraron los pañales desechables y regresaron los de tela, cumpliendo con lineamientos de protección del medio ambiente; ya que motivar una buena maternidad y paternidad siempre ha sido parte de la política de la caja.

Además, en determinado momento, las botellas de bebés (biberones o teteros) y los chupetes o chupones fueron retirados para promover la lactancia materna.

Recientemente se incluyó un libro de cuentos ilustrado que ha tenido un efecto positivo, pues motiva a los niños pequeños a incluir los libros entre sus juegos y, un día, a leerlos.

La caja es hoy en día un símbolo de la idea de igualdad y de la importancia de los niños en Finlandia.