27 enero, 2021

La Balanza Prensa la Noticia

Noticias del Valle de Toluca

Chiapas tendrá uno de los laboratorios de cómputo más importantes de México

Todo empezó hace más de 10 años como un sueño “guajiro” de tres mexicanos que realizaban un posgrado o hacían investigación en el extranjero y que, además del amor por la física y las partículas elementales, compartían el anhelo de impulsar científica y tecnológicamente a México.

“Cuando se está en otro país, uno ve la diferencia de recursos, yo había estudiado en la UNAM y pensaba que estaba muy bien, pero cuando fui a realizar mi doctorado a Alemania me dieron todas las facilidades y herramientas para hacer mi trabajo y decía: ‘Ojalá que tuviéramos estos equipos en México y pudiéramos hacer experimentos así'”, relató Karen Salomé Caballero, una de las principales impulsoras del Laboratorio Regional de Cómputo de Alto Desempeño (Larcad), que se construye en Chiapas.

Gracias a este sueño “guajiro” que tuvieron estos investigadores y el trabajo que ha realizado el grupo de mexicanos en la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN), dicha institución europea confió en el talento mexicano y donó más de dos millones de dólares en equipo de cómputo, lo cual representa la donación más grande hecha hasta el momento por dicha organización europea.

En total, el CERN donó 362 servidores de cómputo, 26 racks, 24 switches de capa 3 de alta velocidad, explicó Jorge Alberto Romo González, oficial de Información y Operación del Laboratorio Regional de Cómputo de Alto Desempeño de la Unach.

Este laboratorio contará también con 200 servidores Dell, con dos discos de almacenamiento con capacidad de 147 gigabytes (GB) cada uno; 112 servidores Elonex, con dos discos de almacenamiento con capacidad de 160 GB cada uno; y 22 servidores E4, con 16 discos de almacenamiento de 500 GB cada uno.

Además, con 28 servidores CPI, con 24 discos de almacenamiento, cada uno con capacidad de un terabyte. En su conjunto, los 362 equipos tienen el poder de cómputo suficiente para potenciar en la región la ciencia básica y el desarrollo tecnológico.

De acuerdo con información de la Red Mexicana de Supercómputo, existen 13 centros de cómputo de alto desempeño con un buen nivel de equipamiento y personal capacitado en México.

Dentro de esta oferta de laboratorios de supercómputo, Larcad será un esfuerzo único en su tipo y en la región, porque se basa en tres pilares de solución tecnológica como ningún otro, indicó Lizardo Valencia Palomo, profesor investigador de la Facultad de Ciencias en Física y Matemáticas, de la Unach.

“Este laboratorio resolverá una necesidad clave de conectividad para México, con un IXP que es la solución que podrá brindar resiliencia y eficiencia a buena parte del Internet nacional, empoderando las comunicaciones y la conectividad internacional hacia el sur del país”.

De esta manera, el IXP (punto de intercambio de Internet) del Larcad-Unach tendrá un importante impacto regional para Chiapas, que es una de las zonas más atrasadas en estos aspectos de México.

Asimismo, este laboratorio aprovechará su robusta infraestructura, con instalaciones certificadas únicas en la región, para ayudar a potenciar, de manera segura y con alta calidad, la región en emprendimientos de digitalización, cierre de brecha digital, empoderamiento y emprendimientos digitales para la academia, el gobierno y la industria.

Además, resolverá importantes necesidades regionales de cálculo y simulación, con una muy importante capacidad de cómputo y almacenamiento para hacer ciencia de frontera colaborativa, con su equipo de gran capacidad y calidad que tiene un amplio factor de facilidad para crecimiento y actualización.

El Larcad está concebido como herramienta para el desarrollo de la ciencia y tecnología, para ofrecer servicios al sector público y privado, manifestó Valencia Palomo, quien es miembro nivel I del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

En cuanto a la ciencia y tecnología, los usos son muy diversos ya que en el estado de Chiapas existe comunidad académica en las áreas de física, matemáticas, biología, química, entre otros, que requieren del supercómputo para poder llevar a cabo sus trabajos de investigación.

También se podrá ofrecer servicios de alojamiento de portales de servicios públicos, sistema de almacenamiento digital activo, desarrollo de sistemas web e implementación de redes para la educación, salud y gobierno.

Además de potenciar el desarrollo de ciencias aplicadas en temas prioritarios para el país, este laboratorio también contribuirá al impulso de la ciencia básica, en especial de áreas como la física de altas energías, astrofísica, astropartículas, materia condensada y cosmología, entre otras, tanto en su faceta teórica como experimental. (CONACyT)